Gasolina 20% más cara

0
583

Pasión por los Negocios

Por Demian Duarte

En Honor a la verdad mientras más lo pienso, menos lo entiendo. Y entonces es cuando tiendo a pensar mal.
Me refiero a las políticas de liberalización del precio de los combustibles, que como usted debe saber incluyen a la gasolina, el diésel y el gas LP a partir del día primero de enero, políticas que ha decidido adoptar el gobierno y que le acarrearán una hola de inconformidad ciudadana, primero por el gesto agresivo que representa aumentar en entre un 15 y un 20% el costo de los combustibles desde el primer día del nuevo año, con lo que eso implica para el bolsillo sobre todo de 2 públicos muy sensibles los conductores de automóviles privados y las amas de casa, que son al final las que cocinan y utilizan el gas todos los días.

Sin embargo la situación no para ahí, a continuación seguirá el problema con el autotransporte de carga, los de pasajeros, los restauranteros y toda la industria relacionada al uso de esos combustibles.

En el tercer anillo de inconformidad está la población que padecerá de manera indirecta esos aumentos por el impacto que esto traerá a la inflación y por consecuencia al costo de la vida.

Mire, no ha subido el combustible y ya los que se dedican al transporte urbano señalan que esto hará necesario un aumento en el costo del pasaje, que si ahora en Sonora está en 7 pesos, estoy seguro que la petición será subirle 1.50, 2 o hasta 3 pesos, para que al final del día se coloque en 10 pesos, como desde hace mucho lo están pidiendo.

Lo peor de todo es que tendrán razón, su principal insumo, es decir el diésel subirá de golpe y porrazo un 15 por ciento, y esto representa que sus utilidades se desplomarán, súmele sueldo del conductor, amortización del costo del vehículo, reparaciones y refacciones además del mantenimiento, y se encontrará el porque del inicio de un nuevo dolor de cabeza.

Ahora imagínese ese problema que se vive repetido por cada ciudad del país.

Y ese nada más es un ejemplo, por supuesto que en un país como México en el que todo se mueve sobre ruedas, el impacto que una medida como incrementar los combustibles de esa manera, es incalculable, y seguro usted ya escuchó al titular de la Secretaría de Hacienda decir que no pasa nada, que todo será temporal y que los precios así como van a subir, después van a bajar.

Pues mire, le aviso que nada de eso va a suceder, por la simple y sencilla razón de que el gobierno lo que está tomando es una decisión que es eminentemente recaudatoria, de golpe van a dejar de subsidiar el costo de las gasolinas que al estar en manos de Petróleos Mexicanos es un costo de ineficiencia, y de pronto todo eso se lo piensan dejar a la iniciativa privada, que seguramente va a manejar las cosas de mejor manera.

El asunto es que todo esto viene con una sobre carga de impuestos, que hacen más cara la gasolina en automático en Hermosillo, o Ciudad Obregón, que en cualquier ciudad del vecino estado de Arizona.

Pero el tema es insultante, se trata de una medida recaudatoria, para que el gobierno disponga de más recursos, y la pregunta del millón es para que quieren ese dinero, si no están haciendo infraestructura y de hecho están recortando el gasto de manera impresionante para el año que viene.

Y la respuesta es simple, ellos pretenden que con dinero para programas sociales, van a a lograr remediar el enorme problema de impopularidad que tiene el actual grupo en el gobierno, y eso de subirle los precios al pueblo, para después regresarle el dinero que le quitan de las manos en “beneficios” y programas sociales, que como están altamente burocratizados, no son eficientes, ni llegan nunca al hipotético beneficiario, al final resulta en una lógica de intentar apagar un incendio literalmente rociándolo con gasolina.

Nomás no se puede.
***

 

Es curioso pero las fabulosas medidas del gobierno federal que aplicarán en Sonora constan de dividir a la entidad en 8 zonas de distribución, en las que será más barata la gasolina por supuesto en la frontera, en una franja de 45 kilómetros con 6 niveles de precio cada una, para que usted compre la gasolina más cara mientras más se aleja de la línea. La otra es que donde más caro será el combustible es quizá donde más se necesita, es decir en la sierra y en las comunidades rurales, mientras que donde será más barata es en Hermosillo, Ciudad Obregón y Guaymas.

Honestamente no les entiendo, no sé que quieren lograr y si en mi caso (Hermosillo) desde la semana que viene voy a pagar gasolina de 17.80 pesos por litro, lo que al final tendré que hacer es disminuir mi consumo de combustible, o tratar de rentabilizar el uso de mi automóvil, sin embargo como vivo en una ciudad en donde la opción del transporte público, simplemente no es opción (porque es caro e ineficiente), tendré que pensar en medios alternativos de transporte y en la posibilidad de ganar más dinero para mantener el consumo de mi auto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here