Pasión por los Negocios
Por Demian Duarte

Este lunes culminó un proceso muy importante institucionalmente hablando para Sonora, con la entrada en funciones del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción, con lo que la entidad se convirtió uno de los pocos estados que además del marco legal y su implementación, cuenta con todas las instancias e instituciones previstas en la Ley Estatal Anticorrupción Operando.

Hace unos días, para ser exactos el 19 de julio el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) le puso estrellita al estado y a su poder legislativo por haber cumplido de manera satisfactoria y en tiempo y forma con ese mandato constitucional, sin embargo faltaba disponer del mencionado órgano ciudadanizado para terminar el proceso y que todo opere como está previsto.

Usted seguramente sabe que al Comité le falta un miembro, pues son 4 de 5 previstos por la Ley Estatal Anticorrupción los que rindieron protesta, con Alberto Haaz Díaz como primer presidente y los ciudadanos Aarón Grajeda, Aquiles Fuentes y Miriam Monreal acompañándole, con la ausencia de una integrante que fue en su momento Reyna Elizabeth Garcia Moraga, quien renunció luego de fuertes presiones por lo que se pretendía era su perfil partidista, que al final de cuentas no fue nada.

El hecho es que la Ley tenía previsto escenario el caso de que uno de los integrantes renunciara, dando un plazo de 90 días para seleccionar a un sustituto, de modo que ayer mismo el otro comité ciudadano, en este caso de selección, acordó que se emitirá en breve una segunda convocatoria para seleccionar a una mujer y poner equilibrio en cuanto al género, pero también aportarle a ese órgano —que está previsto para ser colegiado— el elemento que en un momento dado podrá inclinar la balanza para un lado u otro.

La manera en que operará el comité es compleja, de entrada cada integrante está previsto de inicio a durar de 1 a 5 años según el caso, pues se deberá ir renovando un integrante cada año, a fin de que en el futuro ese proceso se dé automáticamente cada 5 años una vez que se renueve toda la estructura, así a Haaz le toca solamente 1 año, a Grajeda 2, a Aquiles 3 y a la señora Monreal 5, siendo que la vacante durará 4 años.

También la presidencia del organismo se irá rotando de forma escalonada, en el mismo orden planteado.

Ayer el presidente del organismo Alberto Haaz adelantaba que su primera misión será hacer un diagnóstico de cómo está Sonora en materia de corrupción, asunto que será muy trascendente y para el que existen varios precedentes e incluso una encuesta del mismo Inegi que ha desnudado a instancias de gobierno como las corporaciones policiacas, los gobiernos municipales y las instancias donde se asigna obra pública como algunas de las más corruptas, también se actúa con un dejo de preocupación, pues a nivel de percepción ciudadana Sonora es uno de los estados en donde a pesar de los esfuerzos impulsados por el gobierno de Claudia Pavlovich en materia de transparencia, persiste la idea de que la asignación de obras y el ejercicio del gasto público, es marcado por la sombra de ese fenómeno, además de que existen moches y una serie de lindezas que en mucho tienen que ver con las prácticas nefastas que se generalizaron durante el gobierno de Guillermo Padrés cuando los asuntos de estados estuvieron en manos de una pandilla que lo único que buscaba era enriquecerse.

Así las cosas, el Comité de Participación Ciudadana una vez integrado y puesto en funcionamiento tiene una serie de labores formidables, cada una de ellas más compleja que la anterior, al mero estilo de los trabajos de Hercules, para recuperar la vertical, obtener credibilidad y hacer que las cosas funcionen como está previsto.

Ya existe el marco legal, ya existen instancias autónomas como es la propia Fiscalía General del Estado que encabeza Rodolfo Montes de Oca y la especializada en la materia que dirige Odracir Espinoza, también está por ahí Jesús Ramón Moya al frente del Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización y el Instituto Sonorense de Transparencia y Acceso a la Información.

La responsabilidad que enfrentan los 4 ciudadanos al frente del comité es realmente un reto mayor, de ahí las presiones, jaloneos, amenazas, renuncias, pataleos, caprichos y rabietas y demás situaciones que se vivieron durante el proceso de insaculación de los ciudadanos.

De lo que ellos hagan dependerá mucho como se escriba la historia de los siguientes 4 años en la gestión de Claudia Pavlovich y los presidentes municipales y créame sí le digo que de esa instancia también dependerán muchas cosas en el plano de la sucesión gubernamental del 2021.

A ese nivel, y de ese tamaño la responsabilidad de los ciudadanos que están ahí metidos.

Correspondencia a demiandu1@me.com
En Facebook Pasión por los Negocios
En Twitter @demiandu

Anuncios

Dejar respuesta

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre