El autor es periodista de negocios y política con 27 años de experiencia… usted lo puede contactar en Twitter como @demiandu y por e-mail en demiandu1@me.com

Pasión por los Negocios

Por Demian Duarte

Llegó el momento, esta semana se abre el primer capitulo de la renegociación del Tratado de Libre Comercio para América del Norte, una alianza entre tres países que ha operado durante 23 años y que ha convertido a la región en la  más pujante y sólida zona económica del mundo, integrada por 3 países que guardan fuertes diferencias económicas, sociales y culturales entre sí, pero que juntos han marcado la pauta al desarrollo del resto del mundo en las dos décadas precedentes.

Los números son enormes, hablamos de miles y miles de millones de dólares que se cambian cotidianamente por mercancía entre México, Estados Unidos y Canadá y de ese tamaño son también los intereses.

Mire, al ser el referente de la relación porque su economía es la más potente de las 3, Estados Unidos pretende llevar el hilo conductor de las negociaciones, y tiene 2 objetivos centrales en mente, eliminar el capitulo 19 del acuerdo, que implica que borrar del mapa un mecanismo destinado a la resolución  de controversias de manera tripartita y en sueno lugar (aunque no subordinado al primero) buscar los mecanismos para reducir los déficit comerciales que su economía guarda con sus socios mexicanos (principalmente) y canadienses.

Esta semana inician las platicas en Washington D.C.

Más allá de eso, Estados Unidos tiene en mente algunos aspectos de adaptación y modernización del acuerdo, como es el tema de comunicaciones y ventas en la era de internet, derechos de autor en donde espera que su marco jurídico se iguale en toda la zona, control de cambios, a fin de evitar ser presa por momentos de lagunas de especulación.

Además algunos temas en donde incluso creo que el beneficiario indirecto es México, en donde por ejemplo se propone leyes relacionada a empleos con salarios mínimos razonables, seguridad y salud para los trabajadores a fin de que tiendan a eliminarse condiciones de explotación, que todos sabemos es una de las ventajas con que juegan los capitales de México para competir de tu a tu con el mercados de Estados Unidos.

También está ahí la agenda energética, en donde los conglomerados estadounidenses ven con interés el camino de apertura y el negocio que les representa, entre otros aspectos.

Me temo que el aspecto más complejo en la agenda es lo referente al multimencionado y poco entendido capitulo 19, pues eliminar el panel de controversias es algo así como cederle a Estados Unidos la toma de decisiones de forma unilateral, pues se trata de que los intereses estadounidenses siempre tengan la razón y cuando no la tengan arrebaten, pues la vigencia de dicho apartado permite acceder a tribunales internacionales cuando hay controversias por ejemplo por competencia desleal o cuotas compensatorias, lo que ha servido hasta hoy en temas como el acero, el cemento, el atún y muchas situaciones más, en donde productores del país vecino del norte atropellaban a los mexicanos.

De hecho ese apartado del TLC es único, solo México y Canadá lo tienen, y ninguna otra nación con la que Estados Unidos tiene negocios accede a ese beneficio, razón de sobra para entender que es la clave en las negociaciones.

Por supuesto Donald Trump quiere atropellar en las renegociaciones, porque como siempre cree tener el sartén por el mango, de modo que podemos esperar algunos momentos de drama, amenazas, pataleos y golpes sobre la mes, sin embargo a como han venido las señales habrá que entender que forma parte del folclore de la renegociación y que ninguno de los 3 países quiere salirse o perder las oportunidades que da el TLC.

***

Claudia Pavlovich y Susana Martínez… Acuerdos por tomar

En un contexto cercano a este tema, este jueves y viernes se realiza en Hermosillo la plenaria de la Comisión Sonora-Nuevo México, un encuentro entre las gobernadores Claudia Pavlovich y su homóloga Susana Martínez, en donde uno de los temas por abordar será la integración de esa entidad al concepto de la “Megarregión Sonora-Arizona”, un asunto que será importante de ver y analizar, pues como sabe el gobierno de Pavlovich en su alianza con Doug Ducey el vecino de Arizona, ha encontrado el camino y mecanismos para fortalecer los negocios y la amistad a través de esa alianza que hoy es vista como ejemplo de integración binacional.

Anuncios

Dejar respuesta

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre