Pasión por los Negocios

Por Demian Duarte

El autor es periodista con 27 años de experiencia, usted le puede contactar en demiandu1@me.com y en Twitter @demiandu

Algo de mágica debe tener la mano de Andrés Manuel López Obrador, que de la noche a la mañana transformó a la radical panista y recalcitrante derechista Célida López Cárdenas en ícono de la izquierda y bandera de lucha de las mujeres sonorenses contra la opresión.

Mire, no dudo en modo alguno del talento político que tiene la diputada local por el distrito 2 com cabecera en Puerto Peñasco, y entiendo con total claridad que se trata de una adición importante y sobre todo conveniente para el Movimiento de Regeneración Nacional en Sonora, sobre todo desde la perspectiva de que necesitaban de una persona con conocimiento en todo el estado a fin de ponerse en una posición más competitiva, aunque debo decir que en mi análisis Morena ya lo estaba y caminaba a dar una fuerte pelea para romper el tradicional bipartidismo en el estado, sin necesidad de ir al mercado.

El hecho es que incluir a Célida López es una movida inteligente de Andrés Manuel y los suyos, aunque también tiene sus riesgos y por lo tanto es osada, pues su pretensión es robarle votos al PAN y sumarlos a su causa; el detalle es que esto se hace a costa de la credibilidad que pueda tener el Movimiento entre sus miembros más pintados, en especifico porque hay muchas mujeres que tienen buen rato en la fila de Morena para postularse a las distintas posiciones, y de repente en un acto de magia Lopezobradorista, llega la rocaportense y se convierte a la fe morenista en un abrir y cerrar de ojos.

Hay quienes dicen que hace escasos meses la misma Célida renegaba del “Peje” y de todo lo que tuviera que ver con Morena, y lo creo, el papel de Célida como mujer panista la orillaba por necesidad a rechazar a quien en su anterior partido consideran una amenaza para sus status quo e incluso para su permanencia como fuerza política protagonista. Ahora como dicen quienes algo saben de política: “Es de sabios cambiar de opinión,”, es decir se vale que la legisladora local se cambie de marca y busque alcanzar su objetivo de ser Senadora  abrazando la causa de quienes antes eran sus enemigos jurados.

Célida López en el Congreso Nacional de Morena y con Delfina

Hasta ahí todo está bien, sin embargo hay 2 hechos que llamaron mi atención este fin de semana y lunes, el primero fue una comunicación oficial de Morena y de la propia diputada, en donde le confían la coordinación y representación de Morena en el Congreso del Estado, con lo que la diputada podrá convocar al otro diputado de ese partido, José Ángel Rochín y acceder juntos (como bancada pues) al fondo legislativo, e incluso podrá asegurar un lugar en la Comisión de Régimen Interno y Concertación Política, con lo que ahora serían 4 los votos que deciden la agenda y contenidos de las sesiones (acuérdese que hasta el viernes eran Epifanio Salido Pavlovich coordinador del PRI, Luis Serrato Castell, coordinador del PAN y Fermín Trujillo Fuentes como coordinador del Panal) y aunque es evidente que con 2 diputados a Morena no le alcanza para ser factor o contrapeso en el Congreso del Estado, lo verdaderamente trascendente es que a Célida mágicamente se le abren las puertas de un protagonismo que hasta hace unos días no tenía y además una bolsa importante de dinero, que podrá no ser determinante, pero de que le ayudará a consolidar su agenda y presencia en todo el estado, no me cabe duda.

El otro punto es que Célida López ya se metió hasta la cocina, y este lunes 20 de noviembre participó en el Congreso Nacional de Morena, donde Andrés Manuel López Obrador presentó su plan nacional de desarrollo 2018-2024, un acto en el que Celida estuvo en palco y con todos los privilegios, al grado de que hasta compartió en sus redes sociales fotos con la consentida del “Peje”, la maestra Delfina Gómez Alvarez, que seguramente usted recuerda estuvo a un tris de ganar las elecciones del Estado de México y ahora avanza en caballo de hacienda a una curul en el Senado.

Y mire, es interesante todo este análisis y el giro que han tomado los acontecimientos, porque Célida me dijo en corto que ella no se iba a decantar por Morena a menos que le garantizaran que sería la cabeza de fórmula para el Senado de ese partido en Sonora, lo que de alguna manera sacude algunos cimientos que se pensó no podrían cambiar de lugar, como era el hecho de que Alfonso Durazo, dirigente estatal de ese partido, ocuparía esa posición.

Por supuesto la jugada de Morena es de 3 bandas y trae preocupados a más de cuatro, entre el PRI, el PAN y el PRD e incluso en Palacio de Gobierno que tratan de interpretar aquello de que, cómo, cuando, por qué… Y sobre todo para qué.

Claro que odio decir que se lo dije… Pero si mal no recuerdo en la entrega del viernes se lo dije Morena viene en serio por Sonora y trae sorpresas bajo la manga, pues el objetivo  de Andrés Manuel es ganar a como de lugar.

***

Panistas de Sonora con Ricardo Anaya

En la Ciudad de México este fin de semana el PAN, el PRD y el Movimiento Ciudadano formalizaron aquella idea del Frente Amplio por México, concepto en el que esas agrupaciones políticas se han empeñado y del que buscan salir avances con el concepto de un gobierno de coalición, en donde sus enemigos comunes plantean retos extraordinarios, como es el caso de López Obrador y Morena, pero también el del PRI, pues en ambos casos para esas fuerzas políticas la lógica de aliarse es algo así como un plan de sobrevivencia extremo.

Por supuesto David Galván y Miguel Ángel Armenta, dirigentes del PAN y el PRD respectivamente andan sacando cuentas y en busca de encontrarle la cuadratura al círculo respecto a como podrán trasladar ese enfoque nacional a la coalición que ya diseñaron y formalizaron en Sonora ante la autoridad electoral.

Será interesante ver como corren las agendas de los partidos en Sonora, ahora que las alineaciones con que llegarán al juego de las campañas y al encontronazo del 01 de junio, se ve cada vez más claro.

Anuncios

Dejar respuesta

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre