Agencias y López Doriga

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) eligió a José Antonio Meade Kuribreña, secretario de Hacienda y Crédito Público, como su candidato para las elecciones presidenciales del 2018. En las últimas horas, el presidente Peña Nieto, informó a los demás aspirantes que no habían sido elegidos. Esta noche, funcionarios de la Secretaría de Gobernación revelaron que su jefe, Miguel Ángel Osorio Chong no sería el candidato tricolor.

En agosto pasado, la Asamblea Nacional del PRI eliminó los candados que impedían la libre participación de los ciudadanos simpatizantes como candidatos a la Presidencia de la República. Antes de esta determinación, para ser candidato a un puesto de elección popular se requerían 10 años de militancia partidista. 

Meade no recibió elogios solo de miembros del partido que ahora representa, sino que también de personajes como el expresidente Vicente Fox. El panista consideró que aunque el PRI “tiene la cara sucia”, el tricolor se perfila como la mejor opción en caso de que José Antonio Meade sea su candidato.

José Antonio Meade Kuribreña tiene un amplio recorrido como funcionario. El ahora aspirante a la Presidencia fungió como secretario de Energía en el sexenio de Felipe Calderón, logrando avances en el sector y ayudando a que Pemex realizara las primeras adjudicaciones de contratos integrales para exploración y producción.

El 9 de septiembre de 2011 fue nombrado secretario de Hacienda y Crédito Público, donde​ se desempeñó hasta su nombramiento como titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores el 1 de diciembre de 2012.

Meade fue el único secretario de estado bajo la administración de Felipe Calderón que formó parte del gabinete inicial del presidente Enrique Peña Nieto.

El aspirante a la Presidencia pasó el 28 de agosto del 2015 a la Secretaría de Desarrollo Social de México y el 7 de septiembre regresó a la SHCP.

Dejar respuesta

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre