Demian Duarte

Los adeudos de corto plazo y las Adeudos de Ejercicios Fiscales Anteriores (Adefa), siempre y cuando se paguen en el mismo periodo que se contraen, no afectan la viabilidad de largo plazo de la administración estatal, aseguró la diputada Flor Ayala Robles Linares.

La presidente de la Primera Comisión de Hacienda del Congreso Indicó que para el presupuesto del 2018 se contemplan, en adefas un monto de 2,100 millones de pesos de ejercicios anteriores, mientras que la deuda de corto plazo para la operatividad es por un monto de 3,400 millones de pesos.

Explicó que el financiamiento de corto de plazo es el que se va utilizando cuando se requiera y se va pagando en el mismo periodo, para el cual no hay que pedir garantías ni avales, ni necesita la aprobación de las dos terceras partes del Congreso y que en todos los presupuestos de todas las administraciones siempre se ha utilizado.

Son recursos revolventes que se utilizan para la operatividad del gobierno y conforme se ejecutan se van saldando y su monto depende de las necesidades del gobierno, aunque se tiene que especificar claramente, conforme a la Ley de disciplina financiera, especificó la diputada.

En cuanto a los diferimientos de pagos o adefas señaló que son aquellos que corresponden a los servicios prestados al gobierno y que no fueron pagados en los ejercicios anteriores, se trata de deuda con contratistas o prestadores de servicios no cubiertos.

Ayala Robles Linares indicó que adeudos heredados de la administración pasada han sido solventados por la actual administración. Son adeudos que sumaban una cantidad de más de ocho mil millones de pesos que el el gobierno de Padrés Elías dejó de pagar a sus proveedores, lo que causó la quiebra de miles de empresas sonorenses.

Anuncios

Dejar respuesta

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre