La liturgia de la "cargada" al estilo del PRI

Pasión por los Negocios

Por Demian Duarte

El autor es periodista con 27 años de experiencia, usted le puede contactar en demiandu1@me.com y en Twitter @demiandu

El fin de año llega con ganas a Sonora y es que después de un periodo muy intenso en prácticamente todos los frentes, ya todo mundo se prepara para cerrar el 2017 y comenzar a preparar un 2018 que promete ser de emociones fuertes.

Para empezar, a partir del día primero comenzó el conteo final para el proceso electoral del 01 de julio, una fase en donde vienen definiciones fuertes y para la que ya solamente faltan 6 meses, de modo que el destape de José Antonio Meade o “Pepe” para los cuates, fue toda una realidad y por supuesto la cargada, que es una de las liturgias del PRI que no puede terminar, no se dejó esperar, todos, absolutamente todos los priistas, incluida la gobernadora Claudia Pavlovich, Manlio Fabio Beltrones, y todo el estatuto tricolor, se dejo caer por el acto del domingo, en donde al registro del precandidato presidencial del PRI, acudieron todos los que tienen aspiraciones de algo importante como candidatos, y se vio a la jefa del gobierno estatal muy cerquita, a la izquierda del virtual candidato presidencial, tanto que la gobernadora rompió el voto de silencio que se había auto impuesto para hablar maravillas de quien buscará perpetuar la vigencia del actual sistema, señalando que se trata de un hombre decente, de familia y con valores.

Claudia Pavlovich a la izquierda del Meade

Digamos que es obligado y que las reglas no escritas la obligan, pues queda claro que Claudia Pavlovich es militante del PRI, fue presidenta de ese partido en Sonora, ha sido postulada para todos los cargos que ha ocupado por el partido, y su carrera desde joven se ha centrado en el tricolor.

Vamos, hasta es creíble la idea de que cuando la gobernadora termine su gobierno en Sonora, tendrá acomodo dentro del gabinete presidencial, donde podrá pasar su séptimo, octavo y noveno años, en preparación por supuesto para la etapa que vendrá después para ella.

Muchos de los que quieren algo en el 2018 estuvieron en la capital del país para acompañar a “Pepe”, comenzando por los diputados Epifanio Salido Pavlovich y Flor Ayala, la jefa de la oficina del Ejecutivo Natalia Rivera, el secretario de gobierno Miguel Pompa y el de educación Ernesto de Lucas Hopkins y los diputados federales Ulises Cristopolus y Sylvana Beltrones Sánchez además de Ricardo Bours Castelo.

Beltrones y Meade

Digamos por poner final al tema, que el PRI vive su gran fiesta, se apega a sus propias formas y ha encontrado el camino a denominar a su candidato de unidad, uno en el que ellos creen y en que los priistas consideran tienen las mejores opciones de triunfo, sin embargo no hay que olvidarse que a pesar de las muestras de disciplina y la capacidad que ha tenido el tricolor para despejar absolutamente toda duda y sombra de una rebelión interna que bien pudo encabezar Ivonne Ortega, antes de alinearse, el partido en el gobierno sigue en el tercer lugar a nivel nacional en cuanto a intención de voto y que el liderazgo de Enrique Peña Nieto como presidente de la República hoy puede ser visto más como un lastre que como una ventaja.

Sin embargo hay que entender que más allá de esas desventajas, el PRI tiene muchos elementos a favor y que será realmente complejo de derrotar, pues es el único partido realmente nacional, con estructuras formidables que son capaces de movilizar a un verdadero ejercito de promotores del voto y funcionarios de casilla, que en el pasado han resultado la clave para ganar elecciones.

No es lo mismo por supuesto el PRI en Sonora, donde el gobierno de Claudia Pavlovich ha dado una proyección y ha rescatado muchos positivos a favor del tricolor, que el PRI de otros lugares como Veracruz o Chihuahua, en donde las experiencias de gobiernos priistas, han dejado un trauma social difícil de superar.

A lo que me refiero es que  es posible que en Sonora el PRI se encamine a un dia de campo en el proceso electoral, con un panismo que sigue buscando el camino a recuperarse tras la derrota del 2015 y el desprestigio que le dejaron administraciones como la de Guillermo Padrés y por eso trabajan en torno al Frente Ciudadano por Sonora, en busca de tener fuerza y empuje y diseñar condiciones para estar competitivos.

El reto de la pelota caliente del Peje

Incluso en Sonora Morena, el que aparece como el enemigo más formidable del PRI y el enemigo a vencer por la fuerza que tiene Andrés Manuel López Obrador, es un verdadero acertijo en la entidad, pues se sabe o se intuye de su fuerza, sin embargo será en este proceso electoral del 2018 cuando se pruebe verdaderamente lo construido en la entidad y los alcances de esa maquinaria que a nivel nacional el “Peje” ha venido construyendo para ganar la presidencia.

Meade tendrá que enseñar poder al bat

Sin embargo nada está dicho, el juego apenas comienza y aunque pronto veremos desmarques, al día de hoy tendremos que decir que el juego apenas está en la tercera entrada. Lo que se venga será cuestión de estrategias y de ubicar quien tiene a los mejores bateadores, quien tiene al mejor pitcher y como vienen los cuadros defensivos.

En la política como en el base ball esto no se acaba hasta que se acaba.

Anuncios

Dejar respuesta

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre