Angelica Payán preside la diputación permanente; presentan iniciativa para crear el Instituto de Salud Mental de Sonora

Demian Duarte

El Congreso del Estado de Sonora cerró este miércoles el periodo ordinario de sesiones y se declaró en periodo de diputación permanente hasta el 01 de febrero próximo, etapa en la que será encabezado por la diputada del PAN Angelica Payán García.

Angelica Payán Garcñia, presidenta de la Comisión de Igualdad de Género en el Congreso de Sonora

Los integrantes de la 61 Legislatura cerraron de esta manera una fase de su tercer año de actividades, en la que se encaminan al proceso político-electoral, por lo que muchos de los legisladores en activo se despedirán de su cargo como diputados al presentar su renuncia o tomar licencia para ir en busca de otros proyectos políticos, e incluso hay al menos 10 de los diputados que han manifestado su intención de reelegirse.

En la sesión de este miércoles los diputados desahogaron los asuntos pendientes y aprobaron la Nueva Ley de Sanidad e Inocuidad Vegetal para Sonora, además de que aprobaron varios decretos, entre los que destaca la actualización en la Ley de Energías Renovables para Sonora, la Ley de Becas y Crédito Educativo, la Ley de Educación y la de Fomento y Participación a Organizaciones de la Sociedad Civil.

Asimismo se reformó la Ley de Transparencia y Acceso a la Información.

Javier Villarreal Gámez

Durante la sesión el diputado Javier Villarreal Gámez presentó una iniciativa para crear el Instituto Estatal de Salud Mental y Contra las Adicciones, acción que surge como inquietud por los problemas que está generando entre la base de trabajadores el asunto de la adicción a las drogas y otras sustancias como el alcohol.

El diputado dijo que la búsqueda es que se cree una instancia que tenga su personalidad jurídica y con el que se puedan sumar accionar con el sector privado y la sociedad civil.

Villarreal Gámez presentó una iniciativa con proyecto de Decreto que reforma, deroga y adiciona diversas disposiciones a la Ley de Salud Mental de Sonora, misma que se turnó a la Comisión de Salud.

Villarreal Gámez explicó que el Instituto tendría personalidad jurídica y patrimonio propio, lo que le permitiría acceder a mayor presupuesto para poder atender de mejor manera los problemas de drogadicción y depresión que enfrenta el sector laboral sonorense.

Anuncios

Dejar respuesta

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre