Pasión por los Negocios

Por Demian Duarte

El autor es periodista con 27 años de experiencia, usted le puede contactar en demiandu1@me.com y en Twitter @demiandu

Justo cuando parece que todo está más o menos tranquilo aparecen los avisos de desastre, o al menos noticias que parecen anticiparlo, y en esta ocasión  13 de diciembre la gran novedad toda la tarde parecía ser el anuncio inaplazable de parte de Motor Company de que se trasladaba la producción del Ford Fusion de la planta de Hermosillo hacia alguna operación de la compañía en China.

Y mire, la verdad es que lo que siguió fueron horas de incertidumbre y angustia, en especial para la cadena productiva que depende de la empresa, más de 50 proveedores alrededor de 60 mil trabajadores que están ligados íntimamente a la producción de esa planta que opera en Hermosillo desde hace más de 30 años y que de repente parecían ser víctimas de una decisión corporativa de esas de muy alto nivel, que amenaza con cancelar las cosas.

El asunto es que la nota tuvo su punto de partida en la muy respetada agencia internacional Reuters, que tuvo comentarios de 3 fuentes distintas y se decidió a soltar la bomba. Claro al tratarse de Reuters muchos medios de comunicación y muchos periodistas nos fuimos con la finta, el detalle es que al desatarse el infierno mediático.

Jorge Vidal Ahumada

De hecho consulte a varias fuentes, entre ellas el siempre bien informado Jorge Vidal Ahumada, secretario de economía, que tenía la misma cara de what que quien escribe, al Javier Villarreal dirigente de la CTM las cosas le venían igual, no se sabía nada, no había una confirmación, solamente una versión de agencias que en todas partes se daba por buena.

Tuvo que venir Enrique Araiza Mendez, gerente de operaciones de la planta y quien ha seguido de cerca el proceso de operaciones de la Ford en Hermosillo desde 1984, para aclarar primero que no había ningún comentario oficial de la empresa, ni desde Dearborn Michigan, ni tampoco desde la sede sobre avenida de la Reforma en la Ciudad de

Enrique Araiza Mendez, director de la planta Ford Hermosillo

México, por lo que las operaciones en la planta recientemente ajustadas a 2 turnos, se mantenían igual.

Finalmente a las horas, la empresa decidió detener la bola de nieve que venía ya tomando dimensiones de avalancha y le aclaró al periódico capitalino Reforma que no hay ningún movimiento de cambiar el diseño de la producción del Fusion, y que esa operación se queda en Hermosillo.

La planta Ford, 34 años no se borran de un plumazo

“No tenemos planes de exportar la nueva generación del Fusion hacia Norteamérica o Europa, ese auto es parte importante de nuestro portafolio de automóviles y tendremos información para compartir más adelante”, dijo la empresa.

Esa información basta para tener claro que no hay movimiento alguno y aunque Ford se negó a dar detalles sobre los procesos que vienen respecto a la nueva generación del Fusion, dejó muy claro que no responderá a rumores o especulaciones.

Javier Villarreal Gámez

Lo más interesante es que hace una cuantas semanas la firma estadounidense había informado de cuales eran sus planes para la planta de Hermosillo, donde se tiene contemplado ampliar la planta de producción para iniciar con la producción de autos híbridos para su uso en corporaciones de policía en Estados Unidos y Canadá, por lo que en primera instancia la decisión de salirse de Sonora aparecía como una noticia fuera de contexto, por no decir que extraña y fuera de lugar.

Ahora lo más curioso del momento fue que sirvió para evidenciar que existe una red de personas que esperan que a Sonora le vaya mal, porque así sirve a sus propósitos políticos, y desde el primer momento un grupo de trolls de las redes sociales, muy bien identificados con algunos oscuros personajes del sexenio anterior, comenzaron a operar con esa información en busca de generar confusión, y de generar la percepción pública de que la decisión de Ford, sería responsabilidad de decisiones y de una mala gestión del gobierno que encabeza Claudia Pavlovich, cuando es de sobra conocido que es poco lo que se puede hacer desde el gobierno ante una decisión corporativa de una empresa internacional que toma sus decisiones en base lo que dictan los mercados como es Ford.

***

Guillermo Padrés en sus tiempos de poder y gloria

Ahora la tormenta que viene es la liberación de Guillermo Padrés Elías misma que se espera pueda darse durante la mañana de este jueves 14 de diciembre, luego de que la Procuraduría General de la República diera su anuencia ante la decisión de un juez federal que le está otorgando auto de libertad desde hoy, al no existir causas en su contra por los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero, pues como usted recordará el ex gobernador obtuvo sendos amparos que no fueron impugnados por la fiscalía federal.

El último delito por el que se mantenía en prisión, que es el de enriquecimiento inexplicable es considerado no grave, por lo que luego de que el mismo juez federal diera su anuencia y señalara que Padrés Elías es un preso considerado no peligroso, obtendrá su libertad y podrá llevar el juicio con libertad bajo caución.

***

Mónica Robles y la PGR en la frontera

Más o menos lo mismo le ocurrió a Mónica Robles Manzanedo, la esposa de Roberto Romero López, quien fue deportada este miércoles por Nogales, luego de permanecer presa en Eloy, Arizona más de 7 meses, solo para presentarle a las autoridades federales y estatales 2 amparos, pues sus asesores jurídicos dieron con el punto en el que para ella el delito de tráfico de influencias se considera no grave y ya se puede pasear por Sonora y por sus propiedades adquiridas al calor del poder, sin que nadie le toque ni con el pétalo de una orden de aprehensión.

Quiero suponer que los cargos en contra de Roberto Romero, quien permanece preso en Arizona, pesan un poquito más, pues se habla de delincuencia organizada, trafico de influencias y enriquecimiento inexplicable. Vamos viendo.

Anuncios

Dejar respuesta

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre