Demian Duarte

El gobernador del vecino estado de Arizona recalcó que la responsabilidad superior de un gobierno es proteger a sus ciudadanos, razón por la que tomó la decisión de enviar a 338 elementos de la Guardia Nacional de Arizona a resguardar la frontera con Sonora.

Dijo que no es posición fácil y que en el caso de los gobernadores fronterizos esto es complejo, pues a los gobiernos de la frontera sur de Estados Unidos les toca vivir y padecer las consecuencias de las fallas del gobierno central de Washington.

“La seguridad fronteriza no es un tema banal, es un asunto incluso personal, yo he estado con la viuda de un ranchero que fue asesinado por un inmigrante ilegal y con la familia del agente Brian Terry que fue baleado por integrantes de uno de los cárteles que operan en la zona, solo a 10 millas de la línea fronteriza, también he conocido a los padres de niños que vieron su vida ser arruinada por las drogas que fueron traficaras desde el sur hacia Arizona”, resaltó.

Ducey acotó que la gran mayoría de las drogas que llegan a Estados Unidos lo hacen desde México y sí hay personas que padecen adicción a ellas en cualquier lugar del país, es posible que esas drogas hayan entrado por Arizona.

El gobernador de Arizona señaló que por años se ha solicitado a las autoridades federales que aseguren la frontera, lo que calificó de frustraste porque la respuesta es pura retórica política, cuando si hay algo que está claro es que la frontera sur no es segura, esa —subrayó— es la verdad simple y plana.

“Por esa razón es que estoy agradecido con la administración federal por tomar acciones para reforzar la seguridad fronteriza y loa medida de utilizar a la Guardia Nacional para este asunto es bienvenida en la medida en que era un asunto necesario”, indicó.

Doug Ducey señaló que hay a quienes les gusta jugar a la política con el tema, sin embargo aseguró a quien está en la frontera el tema no le parece ligero, y no se pueden dar el lujo de tomárselo a la ligera, “así que mientras los políticos juegan y se gritan entre sí, nosotros vamos a tomar los retos de manejar la situación de un estado fronterizo como el nuestro”.

El mandatario del vecino estado dijo que está trabajando para salvar vidas que son amenazadas hoy por los cárteles de la droga con la amenaza de la adicción a las drogas, así como las vidas de las personas que arriesgan su vida tratando de atravesar el desierto para ingresar a los Estados Unidos.

“Estados como Arizona han dado un paso al frente, cuando Washington ha fallado y hemos gastado gastado decenas de millones del dinero público para complementar el trabajo que hacen los elementos dell departamento de inmigración y protección fronteriza.

Dejar respuesta

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre