AGENCIAS

El gobierno de México anunció que multiplicará el número de efectivos de la Gendarmería Nacional en la frontera sur para reforzar la seguridad.

No obstante, subrayó su compromiso de respetar los derechos humanos de los migrantes centroamericanos que atraviesan el país para llegar a Estados Unidos.

Alfonso Navarrete Prida, secretario de Gobernación, se reunió en la Ciudad de México con Manuel Velasco, gobernador de Chiapas, entidad por la que ingresan un gran número de indocumentados.

Trump señaló a México por “no hacer lo suficiente” para detener la migración ilegal, además de anunciar el envío de entre dos mil y cuatro mil elementos de la Guardia Nacional para reforzar la frontera con México.

Por su parte, el presidente Enrique Peña Nieto aseveró que las “actitudes amenazantes” y “faltas de respeto” hacia el país son injustificadas; mientras que este lunes ordenó evaluar los programas de cooperación con Estados Unidos.

Una gran porción de la caravana se dispersó en Oaxaca, luego de que autoridades migratorias entregaron a los centroamericanos permisos de hasta 20 días para dejar el país o un mes para iniciar el proceso de solicitud de refugio en México, que ya se está convirtiendo en punto de destino.

Parte de la caravana arribó a la Ciudad de México recientemente, donde termina su trayecto.

Organizaciones como Pueblo sin Fronteras, que buscan defender a los migrantes, se reunirán esta semana con autoridades mexicanas para pedir que se amplíe el presupuesto destinado a los refugiados y se entreguen permisos de viaje a los migrantes, pues en su recorrido suelen ser víctimas de autoridades abusivas o delincuentes.

Anuncios

Dejar respuesta

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre