La candidata de Juntos Haremos Historia dijo en entrevista que buscará favorecer a los sonorenses desde el Senado y que los “Chilangos” no tienen idea de la vida en los estados del norte

Demian Duarte

Lilly Téllez, candidata al Senado por Juntos Haremos Historia no titubea al decir que ella de llegar al Senado arropará las iniciativas y reformas que se necesitan para impulsar al país a una nueva etapa de crecimiento y que ella cree en el proyecto de nación que postula Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo en entrevista exclusiva, la abanderada de la Coalición que incluye a Morena, PT y PES asegura que ella de llegar a la Cámara Alta no tendrá un jefe político en la figura del Presidente, pues mantendrá su independencia y que el sentido de sus votos siempre irán en la dirección que convenga a Sonora y sus habitantes.

De hecho manifestó que en el centro del país “los chilangos” no entienden nada de nada de la vida en los estados fronterizos y que ella buscará aportar una visión objetiva de lo que necesitan los habitantes de la franja fronteriza, pero también lo que requieren en los valles, en la costa y en las distintas zonas del segundo estado más grande de México.

Incluso confesó que hace 3 meses no se veía en la fórmula al Senado y que para ella la transición de ser periodista a ser política ha pasado de noche, pues no percibe una diferencia de fondo, pues al contrario, su experiencia en los medios le permite tener mucha mayor cercanía con la gente.

“Tengo esa ventaja sobre mis rivales, eso y que yo no tengo jefes políticos”, dijo la hermosillense.

Andrés Manuel y Lilly

A continuación la entrevista con la cabeza de fórmula de Juntos Haremos Historia

—¿Las razones de tu aspiración al Senado?

—Ayudar a mi gente y a mi tierra

El paso del periodismo a la política es indistinguible, yo sigo hablando como siempre y utilizo mi experiencia para platicar con la gente y transmitir.

Mi punto es que hay que pasar de las palabras a los hechos, voy hacer iniciativas relacionados a temas que a ie han interesado, temas que nos duelen a los mexicanos.

Estoy encontrando una virtud en el trabajo periodístico para desarrollar aspectos como la transparencia en el Congreso de la Unión y le quiero compartir a la gente de una manera clara que es lo que está ocurriendo.

Yo tendré información primera mano y la quiero transmitir.

—Me dices que quieres servir a la gente, ¿Cómo sería esto?

—Yo seré representante de los ciudadanos de Sonora en general. Mi tema central es la corrupción, en Sonora tenemos un gran problema y Sonora ese primer estado de la República en cuanto a percepción del ciudadano en corrupción en los 3 niveles de gobierno. Ese problema se ha acentuado de acuerdo al Inegi.

Ese es el tema que más me interesa, que cae como cascada en todos los ámbitos

A partir de ahí abordaré temas como la transparencia y el correcto uso de los recursos para empezar en el sector salud y de ahí en adelante

Lilly Téllez, el paso del periodismo a la política

—Tengo claro que el combate a la corrupción formará parte central del programa central de un gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador ¿Quiere decir que tu trabajo será darle fondo legislativo a ese plan?

—Es que la corrupción es la madre de todos los males, hay corrupción desde el presidente, en los poderes legislativo y judicial, y  es un río que crece y que ha perneado en todos los sectores del país.

La gente ubica que hay corrupción en todas partes, pero yo creo que hay grados, México es hoy uno de los países más corruptos del mundo y eso nos debe ocupar.

El combate  a la corrupción me motiva a venir hacer este trabajo.

Sonora es un estado muy rico, pero esa riqueza no se refleja en bienestar, me pregunto donde está el producto de esa riqueza.

Por eso debemos hacer leyes que tengan dientes y nos obliguen a abrir las cuentas.

—Se han creado leyes y sistemas anticorrupción y lejos de disminuir el problema crece ¿Qué se tiene que hacer?

—Debe haber autonomía real, eso es un tema importante a promover desde el Senado, de modo que los organismos autónomos dejen de ser cuates del presidente o del gobernador, para que haya capacidad de señalar las cosas. Incluso a los ministros de la Corte se les debe fortalecer.

Me llama la atención  lo que hace la Auditoría superior de la federación, que ha venido señalando cosas, sin embargo no pasa de ahí, el problema crece y a los diputados nadie los cuestiona. El dinero en el Poder Legislativo se va como en una coladera.

Ahora en todas las instancias hay moches, desvíos y situaciones, el problema es que la ASPJF, luego depende de los legisladores para que le asignen presupuesto.

Tenemos que acabar con el sistema de cuates, un ejemplo es que la presidenta del Instituto Nacional de Transparencia se fue de candidata a diputada federal del PRI, y entonces nos damos cuenta de que había ahí una amiga del PRI, no una persona que velara por la transparencia.

—Parece que la gran novedad hoy es la participación de muchas más mujeres en política, y en la contienda al Senado en Sonora hay 3 damas ¿Realmente evolucionaron las cosas en Sonora y en la política a ese nivel?

—Sí, el hecho es que aquí estamos las tres. El detalle es que hay un doble discurso, se maneja mucho en Sonora la necesidad de que participe la mujer, y de hecho una mujer encabeza el gobierno, pero al final hay pocas mujeres trabajando en el gobiernom una no es suficiente, 2 tampoco, debería ser mitad y mitad.

A nivel federal ocurre lo miso, en los partidos el PRI tiene una especie de escuela de mujeres en formación como cuadros, pero luego no les dan oportunidad en los cargos y con una posición quieren cubrir el expediente.

En Morena las mujeres no están de adorno, están en cargos importantes y en el PAN es igual que en el PRI, usan mucho el tema de la mujer, pero no las ponen en los cargos importantes a niveles de equidad.

Esto ha convertido en bandera política; el asunto de la mujer en Sonora me preocupa a mi mucho que no haya alerta de género por ejemplo en Sonora.

Mira Sonora es el lugar 7 a nivel nacional en feminicidios y Ciudad Obregón es el 3 y el gobierno se ha opuesto. Cómo es posible que no exista la alerta de género, estando en el top ten Sonora en cuanto feminicidios.

Lo he dicho varias veces y el señalamiento no está ni en los medios, me preocupa que no se emita la alerta de género solo por aparentar que en Sonora no tenemos esta gravedad de problema, se cuida la escenografía.

Es una contradicción, la iniciativa de alerta debería venir del gobierno del estado, porque se debe proteger a las mujeres, urge la alerta, en especial porque las mujeres no podemos estar tranquilas.

—Este contexto es importante ya que Sonora es apenas el sexto estado e tener una mujer gobernadora ¿Crees que esto ha permitido avanzar en la agenda de género?

—No lo se…

Lo que dicen las cifras es muy objetivo, veo pocas mujeres en puestos de decisión y veo la negativa a pedir la alerta de género. 

Me gustaría ver más hechos que palabras.

Alfonso Durazo y Lilly Téllez, la fórmula al Senado de Juntos Haremos Historia

—Supongamos que ya despachas en el Senado ¿Cuál es tu agenda para las mujeres?

—La seguridad en primer lugar, porque no solo son feminicidios, Sonora es un estado con altos niveles de violencia verbal y física contra las mujeres.

Es un estado con casos de abuso, falta una cultura de respeto a las mujeres, yo movería ese tema como asunto esencial y en primer lugar.

—La violencia política de género es un tema muy presente de cara a la elección, incluso han señalado a Antonio Astiazarán por supuestamente incurrir en esto ¿Es real esto, existe el fenómeno… o tu la haz padecido?

—En Sonora yo vi brutal violencia de genero contra Claudia Pavlovich en su campaña, y eso lo comenta en público y en privado, que quiere contribuir a que no haya violencia de género, para las que participamos en política.

Ahora en el caso de Toño no tengo información de que se le acuse de eso.

Ahora en mi caso no he recibido violencia política, aunque como periodista desde siempre, pero es algo que se vive en todo el país, en empresas, en medios y entre las fuentes, pero no es algo que me impida hacer mi trabajo, no le presto tanta atención porque las cualidades son las que quedan al frente.

—Tu no tienes complejos…

—Yo siempre he competido con hombres y mujeres todas la vida y no veo sí es hombre o mujer, o sisa falda o pantalón, al final los rivales tienen cualidades o defectos, con independencia del género.

—Más allá de la violencia política, sabemos que las mujeres siguen padeciendo acoso, golpes, discriminación ¿Cómo crees que pudiéramos empujar para acabar con esto como sociedad?

—Tenemos que dignificar a la mujer, no somos objetos, no somos el atractivo sexual, y es que hay muchos varones que al tener poder luego utilizan a las mujeres como recreación.

Entonces yo loo que creo  es que hay que ver a la mujer como ser humano.

—El detalle es que nuestra sociedad nos lleva a roles de género, incluso hay quien lo ve como normal ¿Cómo cambiar?

—Hay que rechazarlo en público, hay que hablarlo, rechazarlo, y señalar a quien hace eso. La mujer debe decir que es incorrecto.

—La violencia económica hacia las mujeres es otra realidad, en los hogares el trabajo domestico no es remunerado y en el mundo profesional las mujeres ganan 35% menos que los hombres ¿Tomarías este asunto de la igualdad económica?

—Por supuesto, es un gran asunto y en temas como los hijos, creo que más que igualdad se debe dar trato especial, porque la crianza y el embarazo son procesos especiales.

De hecho creo que se debe considerar el tema de los cuidados maternos como un asunto de especial atención.

—¿Qué crees que puedes aportar a Sonora como Senadora?

—Apoyo a los sectores productivos, quiero promover el desarrollo de Sonora, pero esto debe ir en un aspecto de transparencia en el uso de recursos y en el destino del dinero que se genera a partir de esa riqueza.

Para las mujeres creo que es urgente impulsar la independencia económica de la mujer, pues esto brinda libertad y seguridad, al tener la tranquilidad de que ellas pueden mantearse a sí mismas y a sus hijos.

No es justo que a las mujeres se les pida lo mismo en el ámbito laboral, cuando tienen además la cuestión de parir y criar a sus hijos.

—Tu participas con Andrés Manuel López Obrador en su campaña, eres candidata al Senado de su proyecto, obviamente tienes una identificación con sus postulados y propuestas ¿Qué ves de especial en su planteamientos relacionados a la frontera y que aportarías como fronteriza?

—Yo no estoy afiliada a Morena, ni lo voy a estar.

Para mi el gran asunto es que tenemos que hacer fuerza y lograr un trato diferente para la frontera, yo como sonorense, norteña y fronteriza veo con claridad que en tantos años trabajando en la capital, que no se entiende en el centro del país como se vive en la frontera.

No se entiende que es un ecosistema único el de los estados del norte de México y su relación con los del sur de Estados Unidos.

Es una simbiosis, es una forma de vivir y trabajar que no tiene paralelo con el resto del país.

En el dentro y en sur no se entiende, hay ignorancia al respecto e incluso senadores y diputados del norte, que votaron la reforma fiscal, créeme que a mi me daba coraje verlos porque no se puede entender qué tipo de acuerdos tomaron.

De hecho Margarita Zavala dice que no está de acuerdo con el trato especial a la frontera, y lo entiendo, es incapaz de tener una visión clara al respecto, y es la postura del clásico chilango que no tiene ni idea.

De hecho ni siquiera conocen la línea, y no tienen idea.

Se que la frontera necesita un trato diferenciado y ya hasta Ricardo Anaya está copiando la propuesta de López Obrador.

—¿Qué me dices de la carta de AMLO a los empresarios dando garantías?

—Es a raíz del debate por el nuevo aeropuerto y yo te digo que urge transparentar esa obra, porque donde le muevas sale corrupción y son los que tienen negocios ahí los que comienzan a mover  a desconfianza, pero eso no es nuevo.

Ahora la carta que López Obrador mandó a El Financiero es oportuna porque da garantías, y en especial reitera que el combate a la corrupción es de verdad.

Mira acabar con la corrupción le conviene sobre todo a los empresarios, porque cuando hay proyectos los grandotes son los que están coludidos y no dejan a otros participar.

El tráfico de influencias es un gran tema, con el que tenemos que acabar y el asunto del aeropuerto es la muestra de que hay porquería por todas partes, y dispendio de recursos públicos, con empresas ya muy señaladas, con dinero desviado, materiales de baja calidad y demás cosas que son típicas de la corrupción.

—La oferta económica de López Obrador se compara con el Desarrollo Estabilizador ¿Es viable, tu acertarás esto en reformas estructurales y  crees que se hará rápido?

—Si lo haré, es un deber y es algo que urge, se necesita progreso, y que se establezca un estado de derecho real.

La ausencia de estado de derecho afecta a la economía, la propuesta de López Obrador es generar riqueza y progreso.

Por eso las reformas que se deban hacer, se emprenderán, pero te aclaro que no tengo jefe político, mis jefes serán los sonorenses y voy a votar en el Senado por lo que interesa al estado, no tengo jefe político, no atiendo a intereses de grupo y eso me da una ventaja sobre mis rivales.

De hecho López Obrador no quiere un Congreso subordinado, sino uno que haga realmente su trabajo, no que estén pensando los legisladores en el próximo cargo.

—Ahora López Obrador están busca de mayoría legislativa, incluso pide que voten por ti y por los candidatos de Morena y Juntos Haremos Historia ¿Es viable ganar  en Sonora esas posiciones?

—Eso es algo normal, que llame a votar, eso no significa  que vayamos a estar subordinados.

Ahora respecto a las posibilidades yo te digo en Sonor estamos arriba en la contienda por el Senado al arranque de la campaña y puedo afirmar que el bipartidismo ya se rompió y el candidato López Obrador está muy arriba en preferencia.

Por eso te digo va a ganar la presidencia en Sonora y que Alfonso y yo vamos triunfar en la contienda al Senado.

—Ni en el PRI ni el PAN creen que vayan a ganar, y ellos dicen que es por falta de estructura ¿Cómo ves?

—Se gana con el voto, nosotros vemos que el electorado va a votar por nosotros. No se a que se refieren con estructura, lo que sí es que los veo preocupados y no hay modo de tapar el sol con un dedo, estamos arriba porque la gente está harta y no hay campaña publicitaria que pueda impedir la injusticia.

Es lógico que esteos arriba, y obviamente están preocupados, aunque digan que no, están ocupados pero hay algunos que ya están resignados a que van a soltar el poder.

Anuncios

Dejar respuesta

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre