Mónica Miranda / Diario del Yaqui

Las puertas de la Universidad de Sonora fueron cerradas este lunes a las 5 de la tarde tal y como se había planteado en el emplazamiento a huelga pactado para este 16 de abril.

Con 827 votos a favor y 524 en contra, el Sindicato de Trabajadores y Empleados de la Universidad de Sonora STAUS estalló la huelga, luego de rechazar la oferta de negociación contractual propuesta por la institución.

El principal conflicto que impidió llegar a acuerdos entre el sindicato de empleados y el alma mater fue la negativa de aumentar las cuotas sindicales para aportación al Fondo de Pensiones y Jubilaciones que se destina al ISSSTESON, instituto de salud que ofrece la derechohabiencia a los trabajadores de la universidad.

Se requería de realizar un nuevo convenio con el Isssteson a fin de que ambos sindicatos STEUS y STAUS dieran cumplimiento a la Ley 38, y con ello los trabajadores y académicos pudieran jubilarse con el 100% de su salario lo que implica mayores aportaciones a este organismo.

Los empleados exigían en las mesas de negociación, que la Unison aportara de su presupuesto el resto de la cuota sindical, además de un incremento de 624 pesos mensuales en la despensa.

En el caso del sindicato académico STAUS exigían  un aumento salarial del 7%, mientras que las autoridades universitarias  ofrecieron el 3.4%, propuesta que finalmente se aceptó por dicho organismo.

Preparan empleados guardias para mantener cerrada la Universidad

Horacio Valenzuela, secretario del Trabajo

Como lo marca la ley, a las 5 en punto de la tarde, los trabajadores colocaron las banderas rojinegras en la institución y por órdenes del Comité Ejecutivo de la Huelga se establecieron jornadas de guardia día y noche al interior de la institución.

“Estamos esperando indicaciones para que nos digan en qué parte nos va a tocar hacer guardia, qué horarios y cómo vamos a estar, a partir de las 5 se cierra todo, si quedan alumnos pues se les da la oportunidad de salir”, expresó Gilberto Leal empleado del cuerpo de seguridad de la UNISON.

Aclaró que todos los inmuebles que pertenecen a la universidad quedarán clausurados el tiempo que dure el paro de labores, únicamente se dará oportunidad de que se mantengan abiertos los laboratorios y unidades de investigación en la máxima casa de estudios.

Sin embargo para las autoridades laborales, los empleados de la Universidad de Sonora estallaron una huelga ilegal este lunes debido a que la ley indica que es improcedente el cierre de la institución ya que presentaron el emplazamiento a huelga 4 días antes de concluir su contrato laboral el pasado 16 de marzo.

Horacio Valenzuela Ibarra, Secretario del Trabajo en Sonora dijo que la vigencia de su contrato terminaba el 20 de marzo y ellos presentaron su emplazamiento el 16 de marzo y de acuerdo con la Ley Federal del Trabajo está causal en el artículo 450 lo declara improcedente.

La autoridad universitaria, comentó, está en su derecho de actuar conforme a lo que marca la norma y de no retirar las banderas rojinegras la Universidad podría despedir a los trabajadores.

“Es muy grave y lamentable esto que está ocurriendo porque además están atentando contra un principio fundamental de este gobierno que es la paz laboral, se está quebrando por eso desde aquí hacemos un llamado al sindicato de trabajadores y empleados para invitarlos a que reconsideren su actitud para evitar consecuencias de despido”, recalcó.

El siguiente paso señaló, sería acudir con un notario público para dar fe de la existencia de las banderas y empleados presentes para que la Universidad proceda con las acciones legales que considere pertinentes.

Dejar respuesta

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre