La senadora acudió durante la campaña a presentar la denuncia ante la PGR, en la gráfica acompañada de Alfonso Durazo y su abogado

Demandó al líder estatal del PRI y a un grupo de comunicadores ante la PGR

Brisa Retano, corresponsal

HERMOSILLO, Son.- La candidata al Senado por la Coalición Juntos Haremos Historia en Sonora, Lilly Téllez García, presentó ante la Procuraduría General de la República una denuncia por violencia de género en contra del presidente del PRI en la entidad, además de un grupos de columnistas y otra más por amenazas en contra de una persona de nombre Emmanuel Ochoa, secretario de comunicación institucional de la Red de Jóvenes por México del PRI en Cajeme, luego de manifestar que ha sido víctima de ataques contra su persona durante el desarrollo de la campaña electoral.

La denuncia es por la vía penal y de ser encontrados culpables los imputados podrían ser sujetos a proceso e incluso encarcelados, dijo.

En ese sentido la también periodista narró que un grupo de comunicadores han enderezado una campaña en su contra, insultándola en lo personal y profiriendo comentarios soeces en contra de ella por el simple hecho de no estar de acuerdo, señalando que esa campaña es dirigida por el dirigente estatal del PRI Gilberto Gutiérrez Sánchez, quien patrocina a un grupo de periodistas que se reúnen en la llamada “Mesa Cancún”,que encabeza un empresario del nombre Carlos Heberto Rodríguez,  que son quienes se han confabulado para que dirigir ataques y campañas negras en su contra.

Entre los comunicadores relacionados denunció a Fernando Oropeza, Gilberto Armenta, Hiram Rodríguez, Marcelo Baylees, Armando Fava y Gaspar Navarro, pues dijo sus insultos han llegado a niveles personales que no se pueden permitir, ya que incluso la califican de “pinche vieja menopáusica” y algunos otros calificativos que prefirió no repetir por ser desagradables e insultantes.

Y en el otro caso destacó que Emmanuel Ochoa llegó al extremo de amenazarla por la vía de redes sociales, llamándola basura y advirtiéndole que no le permitirán llegar jamás a ningún puesto, situación que consideró suficiente para ser considerada una amenaza directa.

Téllez García manifestó que no se trata de una venganza personal, que lo que ella busca más que un proceso jurídico, es que estas personas sean capacitadas con perspectiva de género y entiendan que no pueden ir por la vida insultando a las mujeres.

“Se trata de que se disculpen, que reconozcan su error y que sean reeducados, porque son como niños chiquitos, unos maleducados que no tienen respeto alguno por las mujeres, y estamos en un estado en donde la violencia contra las mujeres persiste como problema y donde los feminicidios son un problema sumamente grave”, anotó.

Lilly Téllez dijo que incluso si hay una disculpa pública y un acuerdo para que esas personas se capaciten al respecto ella está dispuesta a retirar sus denuncias.

Alfonso Durazo Montaño, compañero de fórmula de Lilly Téllez, dijo por su parte que es necesario que el asunto de eliminar la violencia de género en Sonora sea un asunto prioritario y no un simple tema de las campañas políticas, pues consideró que los acuerdos contra la violencia política, las leyes de equidad para garantizar 50% de las candidaturas a las mujeres son más una simulación que una realidad, dado que Sonora ocupa el lugar 7 a nivel nacional en feminicidios.

Durazo Montaño, quien está nominado como el secretario de seguridad pública del gabinete de Andrés Manuel López Obrador, de ganar este último la presidencia, consideró que ya es el momento de acabar con el problema de la violencia contra las mujeres tomando cartas en el asunto, y dijo que las denuncias son parte de un proceso que debe incidir en castigar esas conductas para que sean corregidas.

Anuncios

Dejar respuesta

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre