Pasión por los Negocios

Por Demian Duarte

El autor es periodista con 28 años de experiencia, usted le puede contactar en demiandu1@me.com y en Twitter @demiandu

Imagínese usted un escenario en el que le roban 450 millones de pesos, y en el que además los responsables están claramente identificados, con nombre y apellido y donde además se conoce el mecanismo, el origen y el destino del dinero. En un clásico “follow the money” que le da sentido a cualquier investigación policiaca o periodística que se precie de serlo.

Ahora imagine que las autoridades dan con los responsables, los meten a la cárcel y les fincan responsabilidades, sin embargo usted en un acto de solidaridad o contrición política, decide mejor no denunciar el tema y señalar que el asunto está entre particulares.

Más o menos así corre la trama en el Partido Acción Nacional, donde el pasado viernes se apresó a Juan Valencia Durazo y otros personajes como Enrique Terrazas (que fue su secretario general) y Miguel Méndez, quien fue director de recursos humanos, por precisamente haber contribuido en la trama que lleva al hilo de esos 450 millones, que fueron sustraídos en un esquema de robo hormiga de la nómina del gobierno de Sonora durante el sexenio de Guillermo Padrés Elías por la vía de las supuestas “aportaciones voluntarias” de militantes del PAN empleados como personal de confianza en el gobierno de Sonora y a quienes de manera sistemática por 6 años consecutivos se les descontó entre el 5 y el 10 por ciento de su salario, en un esquema que sí usted quiere es normal con el partido en el gobierno, pero que en este caso tuvo un desvío criminal, y es que al ser Alejandro López Caballero secretario de Hacienda, se le ocurrió que esos recursos tendrían un mejor fin y comisionó a su fiel colaborador Adrián Espinoza a establecer una Fundación denominada “Fuerza Sonora” a fin de recibir ahí los recursos, de ahí par adelante no se sabe nada, más que el hecho de que el PAN cerró la gestión Juan Valencia en quiebra.

Alejandro López Caballero, ¿informante o bajo la lupa?

Así me lo confirmó con claridad Leonardo Guillén Medina, quien tomó la dirigencia del PAN de manera interina tras el desastre electoral del 2015, quien incluso me afirmó (y tengo declaraciones grabadas de él) que iría tras los responsables. De hecho el tema de las cuotas perdidas me lo luso en la mesa otro exdirigente del blanquiazul, Lauro Norzagaray, que en su momento también me dijo que había puesto denuncias al respecto.

Juan Valencia Durazo, el hilo de la madeja

El asunto lo cerró David Galván Cazares, quien también habló de los 450 millones de pesos y de poner la denuncia, cosa que hizo, aunque no ante instancias judiciales sino ante el órgano interno anticorrupción del PAN, que encabeza Luis Felipe Bravo Mena a nivel nacional aspecto queque ratificado el fin de semana por Alejandra López Noriega, dirigente estatal, en una declaración muy extraña pues salió a decir que ni ella, ni algún otro órgano de dirigencia del PAN denunció a la fecha estos hechos, aunque si dijo que hubo un quebranto a las finanzas del partido.

Es curioso el punto, porque sí a mi me roban 450 millones de pesos créame que lo denuncio, pero más allá del daño patrimonial al PAN , es evidente que hay elementos que figuran en delitos como uso inadecuado de funciones e incluso fraude genérico en contra del gobierno de Sonora y empleados del gobierno del Estado a quienes se les descontó la respectiva cuota, por el simple hecho de ser trabajadores de confianza, sin que ello implicara que fueran panistas o que hubieran dado su consentimiento para que se les aplicarán esos descuentos supuestamente destinados a financiar al PAN.

Alejandra López Noriega, cuidadosa

Alejandra López Noriega me dijo que después del 2 de julio se abordará el tema a plenitud y que sacarlo hoy tiene un claro tinte político-electoral, y no lo dudo, el detalle es que en su momento  se operó un esquema de descuentos y desvío de fondos desde el gobierno del estado, para malversar recursos por un monto equivalente a 450 millones de pesos, que si bien iban dirigido al PAN que es un partido político, fueron descontados a servidores públicos y metidos a una operación de fraude que bien merece ser investigada a fondo.

Habrá que ver en que para esa trama, de la que ya tengo 4 años reportando.

Correspondencia a demiandu1@me.com

Anuncios

Dejar respuesta

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre