Pasión por los Negocios

Por Demian Duarte

El autor es periodista con 28 años de experiencia, usted le puede contactar en demiandu1@me.com y en Twitter @demiandu

Es imposible no observar el nuevo mapa político de Sonora, resultado del pasado proceso electoral del 1 de julio y no preguntarse qué y cómo sucedió para que en tan poco tiempo las cosas cambiaran de manera tan radical en el estado, como para que el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) pasara de un partido meramente testimonial al nuevo protagonista de la escena política estatal, propiamente la primera fuerza política y dejara al PRI en un segundo plano y al PAN en tercer lugar, y en algunos lugares como cuarta fuerza política.

Comienzo por decirle que en efecto, Andrés Manuel López Obrador terminó por confirmarse como una fuerza incontrolable, un efecto  imprevisible como un aluvión repentino o un tsunami que arrastró todo y a todos y acabó de llevar a todos los candidatos de Morena, el PT y el PES a ocupar cargos que quizá muchos ni siquiera en sus sueños más salvajes pensaron obtener.

Morena y sus aliados tomaron por asalto el poder, y creo que emularon correctamente eso de la cuarta transformación política de México que se realizaría a fuerza de votos, porque acabaron ganando todo, desde las 7 diputaciones federales, la contienda por el Senado, la Presidencia de la República con el 60% de los votos, la mayoría en el Congreso del Estado con 20 diputados de mayoría y la expectativa de tener a por lo menos 3 plurinominales con lo que tendrán mayoría constitucional y encima las presidencias municipales de Hermosillo, Cajeme, Navojoa, Guaymas, Nogales, Caborca, Agua Prieta, San Luis Río Colorado y lo que se acumule conforme se termina el proceso de cómputo de votos.

Fermín Trujillo, ganador del distrito 18 local

Mire, para acabar pronto el PRI y sus aliados de Nueva Alianza y el PVEM ganaron únicamente en Álamos, que es el municipio o ciudad más grande que podrán gobernar y el distrito 18, que tiene cabecera en Santa Ana, con Fermín Trujillo Fuentes (candidato del Panal) y que logró su reelección en el que es quizá el distrito más complicado de ganar y el más grande no solo de Sonora, sino de todo México. Él es el único relacionado a la causa priista que logró triunfar.

Sylvana Beltrones, va al Senado

Claro le dirán algunos priistas que se logró el objetivo de llevar a Sylvana Beltrones Sánchez al Senado de la República, al obtener el segundo lugar en la contienda por el Senado, sin embargo al dimensionar los alcances de la derrota del PRI en Sonora, no veo argumentos que permitan pensar en esto como un triunfo, más allá del hecho de que vencieron a su rival histórico en el PAN y al candidato rebelde de nombre Antonio Astiazarán que se quedó al margen.

Sin embargo de que Morena y sus aliados les dieron una tremenda tunda electoral, no cabe duda y eso terminó por dibujar un nuevo mapa político en Sonora, cuyos alcances apenas están siendo digeridos. 

Ramón Díaz Nieblas… De los sobrevivientes

El PAN solamente obtuvo para su causa Puerto Peñasco, con la reelección del actual alcalde Ernesto Munro y en Huatabampo, el diputado con licencia Ramón Díaz Nieblas.

Fuera de ahí al PRI y al PAN solo les quedaron municipios rurales, pueblos y rancherías para gobernar, lo que no deja de ser muy significativo, pues plantea una dura realidad para los dirigentes Gilberto Gutiérrez Sánchez y Alejandra López Noriega, quienes pronto serán llamado a cuentas por la militancia de sus partidos, aunque la dirigente panista ya tiene su premio a la vista con una curul como plurinominal en la 62 Legislatura, mientras que al priista los espacios comienzan a cerrársele en lo que ya se ve como un seguro y certero relevo en el cargo.

Alfonso Durazo Montaño…

Por supuesto ayer lunes las miradas estaban puestas sobre Alfonso Durazo, el líder del Morenismo en Sonora y artífice de la hazaña de haber roto el bipartidismo y de haber derrotado al llamado PRIAN en la entidad contra todo pronóstico, pues sus 2 opositores hoy derrotados, consideraban sus posibilidades como nulas, ya que consideraban que no tenía estructura, ni gente ni simpatizantes.

La realidad les enseñó a los 2 que estaban equivocados y que el Senador electo tenía razón y que ahora se podrá ir a integrar al gabinete de Andrés Manuel López Obrador con la tranquilidad que le da el haber cumplido su misión y de una manera impactante.

Los saldos son fuertes, en Sonora la nueva realidad política mueve a revisar el entorno y asumir que para la gobernadora Claudia Pavlovich este 2 de julio representó un fuerte baño de realidad y de asumir que lo que hasta el viernes era certeza de rumbo ahora representa incertidumbre política.

La gobernadora Claudia Pavlovich en la jornada electoral del domingo

Me queda claro que la jefa del gobierno estatal tendrá que hacer modificaciones en su gabinete, mover piezas y sobre todo asumir que si quiere tener una segunda mitad de su gobierno enmarcada en el éxito, tendrá que tejer acuerdos y hacer negociaciones, primero con los actores nacionales, pero después aterrizarlos en la escala local con los nuevos liderazgos que emergen tras el proceso electoral.

Es la hora en la que Claudia Pavlovich tiene que mostrar sus dotes de líder, en un momento en el que ya Alfonso Durazo el líder de la oposición que arrebató el poder mostró plena disposición al diálogo, los acuerdos y en especial la reconciliación.

Una cosa es la contienda política, otra muy distinta el ejercicio del gobierno. Vamos para adelante.

Correspondencia a demiandu1@me.com

Anuncios

Dejar respuesta

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre