La presencia de grupos ajenos a la tribu en Loma de Bácum ha confrontado al gobierno tradicional

Demian Duarte

La Tribu Yaqui demandó al alto comisionado de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que intervenga para frenar las agresiones y violaciones a los derechos de los integrantes de la tribu ligadas a los conflictos internos que se viven alrededor del asunto del “Gasoducto Sonora” en su tramo Guaymas-El Oro, que cruza por su territorio.

Trabajos de reparación del gasoducto

En un escrito fechado el 8 de mayo dirigido a Jan Jarab, las autoridades tradicionales de los 8 pueblos, hacen referencia a una serie de hechos y agresiones de que han sido víctimas por personas que califican de ajenas al interés y autoridad del gobierno tradicional, y que se han posesionado de una fracción del territorio impidiendo el desarrollo de dicho proyecto promovido por la Secretaría de Energía (Sener) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y desarrollado por la empresa Infraestructura Energética Nova (Ienova)

Las autoridades tradicionales de la Tribu, demandan que se castigue a quienes señalan como responsables de actos de violencia y hechos criminales, por lo que señalan a Martín Valencia Cruz, Guadalupe Flores Maldonado, Higinio Ochoa Vega, Anabela Carlón Flores y Rodrigo González Enríquez. 

El escrito de 28 cuartillas, que es firmado por las autoridades de Loma de Bácum, Vícam, Pótam, Huírivis, Cócorti, Loma de Guamuchil, Belém, Rahúm y Tórim, hace referencia a los derechos históricos y el reconocimiento del autogobierno de la Tribu, plenamente reconocidos por el gobierno mexicano, a fin de denunciar a quienes resulten responsables por la comisión de delitos, violaciones  incumplimiento de obligaciones legales, afectando los derechos humanos de quienes integran la etnia, que son ademas protegidos por la Ley nacional e internacional.

En ese sentido refieren que los conflictos que se han suscitado al interior de la tribu no se originan en la construcción de mencionado gasoducto, sino que vienen de años atrás al interior del pueblo de Loma de Bácum, pues ahí –señalan— se han perturbado las formas de elección de autoridades, se promueve el favoritismo en el trato interno y se han apoderado y beneficiando a un grupo de personas del manejo administrativo de los recursos institucionales y del pueblo.

Claudia Pavlovich, en la ramada de Huirivis

“Para el caso del Grupo del pueblo de Loma de Bácum se utiliza la obra del gasoducto como bandera a sus acciones en contraposición a los acuerdos de nuestros 8 pueblos y ha venido cometiendo actos criminales y violencia como medio para justificar su posición  a la obra de referencia, por lo que le hacemos saber que el proceso que se ha venido dando sobre la construcción del gasoducto segmento Guaymas-El Oro, tramo territorio de la Tribu Yaqui, desde un principio se establecido un compromiso con la empresa Gasoducto de Agua Prieta (subsidiaria de Ienova) de iniciar un proceso de diálogo para la aceptación o no de la obra”, resaltan.

En ese orden de ideas añaden: Desde la apertura del dialogo en el año 2013, se inició un proceso de acompañamiento de todos los 8 pueblos para la aprobación de la construcción de la obra. Posteriormente al acercamiento y reconocimiento de la empresa y autoridades tradicionales se retomó el proceso formal con la inclusión de la Secretaría de Energía como autoridad responsable.

“Se inició un proceso de consulta conforme al protocolo que incluye aspecto legales, técnicos y de las formas tradicionales my propias de la tribu, proceso que fue aceptado, iniciado y concluido por la totalidad de los 8 pueblos con una excepción del pueblo de Loma de Bácum y sus autoridades vigentes en el año 2013, que no aceptó el acercamiento de SENER. Aún así, bajo las leyes protocolos y normas internas se había acordado un dialogo con Loma de Bácum y que lo reiteramos, Loma de Bacum había aceptado. El acuerdo principal era la simplificación de todo el proceso y un acuerdo para la aceptación de la obra, cuestión que no se logró concluir por la inferencia de  factores y agentes externos, que han manifestado los partidos, organizaciones y los grupos de poder regionales de su necesidad de visibilizarse en un asunto de relevancia como la construcción y su paso por territorio Yaqui de la obra del gasoducto.

Las autoridad tradicionales refieren en su escrito que la intromisión referida y la realización de estos actos, desencadenaron hechos sangrientos para los cuales existen saldos pendientes de la justicia y de carácter económico, en atención a los resultados de agresiones y demás actos de justicia reclamados por los agraviados, donde están pendientes ejecutorias de los resultados de investigaciones ministeriales, la reproducción de los resultados de hechos desarrollados el 21 de octubre de 2016, donde se tienen documentados actos de corrupción, cuando representantes de los 7 pueblos se presentaron en Loma de Bácum para ser recibidos a balazos y con golpes de palo y piedras, además de que sus vehículos fueron incendiados, razón por la que se desconoció a las autoridades de Loma de Bácum.

“La tribu enfrenta embates de fuerzas externas para romper las formas internas de la formalidad normativa por la que se rige, siendo auspiciada al interior de uno de nuestros 8 pueblos por diversas organizaciones no gubernamentales y actores políticos externos”, recalcan.

En ese mismo sentido señalan que la población de Loma de Bácum está sometida a medidas de presión y amenazas para participar en reuniones y acciones de presión a las que se les obliga por medio medio del miedo, pues quien piensa distinto o manifiesta oposición es despojado de su patrimonio.

Las peticiones al alto comisionado de la ONU son que se reconozca la personalidad con que se ostenta el gobierno tradicional para tomar decisiones y que se admita la denuncia a find e que se hagan las investigaciones correspondientes; además que se intervenga de manera urgente a fin de resolver la problemática y actos de violencia que padece la comunidad, en cumplimiento de los derechos humanos y el estado de derecho, condiciones que consideran pueden realizarse al ejercer su mandato e influencia el alto comisionado Jan Jarab.

Anuncios

Dejar respuesta

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre