La presidenta municipal en el desayuno de los socios de CMIC

“Mi gobierno le va a doler a muchos, pero es necesario acabar con el despilfarro, yo no me voy a endeudar”, dijo la presidenta municipal

Demian Duarte

La presidenta municipal de Hermosillo Célida López Cárdenas dijo que habrá un nuevo esquema de relación con lo empresarios de la construcción y advirtió que no habrá constructoras consentidas de su administración, pues la obra se distribuirá de manera equitativa.

“Vamos hacer las cosas diferentes para que llueva para todos, pero eso si no aceptaremos dinero de nadie, no habrá moches para mi, ni para otros funcionarios de gobierno”, advirtió en un desayuno convocado por la presidenta de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, Ana Karina Maldonado Andrews.

Imagen con los socios de la Cámara

“No pierdan el tiempo acercándose a mi o a mi esposo para hacer arreglos, no vamos a hacer las de esa manera, en todo c aso esperen a que se publiquen las licitaciones de obra y llévennos sus proyectos y presupuestos, elegiremos los que sean los más viables y vamos a cumplir con la idea de traer la tómbola a la CMIC para sortear las asignaciones”, manifestó.

La alcaldesa señaló que una de las grandes líneas de negocio de anteriores administraciones fue precisamente el desarrollo de infraestructura urbana, razón por la que consideró que la dinámica de saquear las arcas de manera sistemática se tendrá que acabar, y anunció que su gobierno busca eficiencias y ahorros para ahorrar al menos 300 millones de pesos al año.

“la anterior administración  cerro su ciclo pagándoles a sus amigos, a algunos medios de comunicación, a constructores amigos e incluso entregó créditos fiscales por más de 130 millones de pesos, al grado de que nos dejaron en total ruina presupuestal con apenas 2 millones en caja”, recalcó en su mensaje.

López Cárdenas adelantó que habrá recortes en personal de confianza y un redimensionamiento en todas las áreas, pues n o se puede sostener un ritmo en el que el municipio paga 56 millones de pesos a la quincena en nómina y además tiene que manejar una deuda de 485 millones de pesos a proveedores y más de 2 mil millones a bancos.

Dijo a los constructores que de las prioridades en obra pública está resolver el grave problema de drenaje pluvial que padece la ciudad, aunque tambié atender lo urgente como es el bacheo y mantenimiento de las vialidades.

La presidenta municipal denunció que se han detectado líneas de grandes negocios, por ejemplo en obras infladas, pero también en la contratación de talleres mecánicos para darle mantenimiento a unidades de servicio a patrullas, a los que se les pagaron 62 millones de pesos en este ejercicio, dinero que no se ve por ningún lado pues no hay patrullas ni camiones de basura suficientes.

En ese sentido dijo que hay personal mecánico en el ayuntamiento y talleres, por lo que considera que se trata de un negocio, un mecanismo para saquear las arcas municipales.

Célida López manifestó que hay adeudos a constructores que datan desde el trienio de Javier Gándara y que la fórmula que siguieron sus antecesores Alejandro López Caballero y Manuel Ignacio Acosta fue endeudarse, sin embargo ella dijo que hará las cosas de manera diferente, pidiendo fiado solo lo que esté en sus alcances pagar.

“Mi gobierno le va a doler a muchos pero es necesario acabar con el despilfarro, no me voy a endeudar como los anteriores, pero si vamos a eficientar el gasto y acabar con los excesos, nada más el Maloro gastó 120 millones en medios de comunicación para que habrán bonito de él, pero me dejó las finanzas en ruinas”, manifestó.

Anuncios

Dejar respuesta

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre