Claudia Pavlovich

Pasión por los Negocios

Por Demian Duarte

El autor es periodista con 28 años de experiencia, usted le puede contactar en demiandu1@me.com y en Twitter @demiandu

Este lunes la gobernadora Claudia Pavlovich se encontrará en su despacho el paquete con los 34 nombres y perfiles de aspirantes a convertirse en el nuevo Fiscal General del Estado, y la verdad es que enfrentará una de las decisiones más importantes de su gobierno.

De entrada se trata de un escenario inesperado, ni siquiera imaginado a inicios de este año, pues se asumía que Rodolfo Montes de Oca, su amigo intimo, se quedaría al frente de esa responsabilidad los 9 años por lo que fue nombrado por la 61 Legislatura en el Congreso del Estado, Montes de Oca como Fiscal tenía una serie de responsabilidades que cumplir y sobre todo corresponder con lealtad a quien le dio las llaves del poder en el ámbito de lo judicial en Sonora, cambio el sería el canal para que el proceso de salida de Claudia Pavlovich y su gobierno se diera entre algodones, independientemente de quien llegara en la sucesión del 2021.

Sin embargo las cosas no salieron como estaban previstas, a Montes de Oca lo rebasaron los problemas tan fuertes que vive el estado en materia de seguridad y como estaba demostrado que su némesis en la Secretaría de Seguridad Pública tenía una fuerte tendencia a que se le pasara la mano cuando se trataba de controlar ciertos sucesos en los grupos más vulnerables y a no hacer nada cuando se trataba de amenazas mucho más serias como las del crimen organizado, el es fiscal tenía una fuerte inclinación por resolver las cosas a balazos, en especial si se trataba de delincuentes comunes.

Sin embargo el estado comenzó a írseles de las manos, la pelea por controlar la región sur del estado entre grupos del crimen organizado lo rebasó en su visión y sus capacidades y encima los muertos comenzaron a apilarse en Cajeme, en Guaymas y a últimas fechas en Hermosillo.

De ahí que ahora la gobernadora Pavlovich se vea obligada a tomar decisiones que bien podrían considerarse salomónicas y la clave para su futuro y el rumbo que pueda tomar su administración en los casi 3 años que le quedan por delante.

La jefa del poder ejecutivo se enfrenta de entrada a un dilema, en donde tiene de 2 sopas: Enviar una terna imposible para que el Congreso se la rechace y ella termine nombrando a un interino que bien se podría quedar hasta el 2021 en el cargo, o bien analizar y elegir de esos 34 aspirantes los 3 perfiles más adecuados para la realidad que vive Sonora.

Sí se decide por el primer camino la gobernadora podría abonarle temporalmente a su propia expectativa de lo que debe hacer el nuevo fiscal, sin embargo el costo político de actuar en ese sentido será el de afianzar las posiciones de Morena, PT y PES como aliados políticos y además empujar al PAN y al Movimiento Ciudadano a esa órbita; esto implica darle mayoría de nuevo a la oposición, aunque mantener en control uno de los temas más importantes en la gestión de cualquier gobierno, que no es otra que la procuración de justicia.

En la segunda alternativa tendría la oportunidad de quedar como una estadista visionaria y con vocación democrática, preocupada por el tema de seguridad de su estado y sobre todo porque la administración de justicia equilibrada y sin criterios partidistas desde el ministerio público, sea lo que prevalezca y con esto entrar de lleno a la nueva etapa que vive el país, en la que las instituciones se renuevan y la visión que se tiene del ejercicio del poder cambia.

Cualesquiera que sea su determinación, Claudia Pavlovich tiene a partir de este lunes 5 de noviembre 10 días exactos para enviar su terna al Congreso del Estado y como esta es una columna de opinión me atreveré a decir quienes son los 3 que deberían prevalecer: Juan Francisco Alcaraz, Javier Carrasco y Claudia Indira Contreras, quienes a mi juicio y entendimiento tienen las mejores credenciales académicas, de trabajo social, defensa de los derechos humanos y entendimiento de lo que es el nuevo sistema de justicia penal, además de la experiencia y visión necesarios para desarrollar un trabajo positivo alrededor de la Fiscalía.

El resto de los perfiles me parece muy respetable, algunos está ahí por una cuestión curricular, otros porque quieren ser fiscales por así convenir a sus carreras personales, otros más por ambición política.

Lo que ocurra en el tema del Fiscal es en adelante responsabilidad completa de la gobernadora Pavlovich. Mi expectativa es que la mandataria estatal actúe en consecuencia.

***

En Arizona ¿Ducey o García?

Un tema que cobra trascendencia para Sonora esta misma semana es la elección de gobernador en el vecino estado de Arizona donde el actual mandatario y aliado de la gobernadora Claudia Pavlovich, Doug Ducey busca reelegirse, en un proceso electoral que pareciera ser de trámite. El detalle es que el Republicano enfrenta fuerte competencia de parte del candidato Demócrata David García, quien además de ser el candidato de una fuerte oposición tiene raíces latinas, lo que le da un empuje importante pues no resulta un misterio que hoy en día los hijos de in migrantes y los inmigrantes mexicanos mismos tienen en sus manos las definiciones en estados como Arizona, California, Nevada y Texas.

El drama se resuelve el martes, sin embargo créame si le adelanto que esas elecciones serán seguidas en Palacio de Gobierno como si fueran propias. Hay demasiado puesto sobre la mesa en la relación entre los gobiernos de Claudia Pavlovich y Doug Ducey como para no verlo.

De entrada las encuestas dicen que Ducey va arriba 52 a 45% en la intención de voto, sin embargo nada está escrito.

***

En el PAN es Munro o Ramón

¿Ernesto Munro o Ramón Díaz?

También esta semana se espera el desenlace de la contienda al interior del PAN, pues la militancia de ese partido deberá decidir entre Ernesto Munro y Jesús Ramón Díaz como la alternativa para encabezar el proceso de reconstrucción tan necesario en las fuerzas políticas que resultaron perdedoras en el proceso electoral de julio pasado, y quienes además tienen la responsabilidad de leer, entender y asumir la nueva realidad política que se vive en Sonora y en todo el país a fin de presentarse como alternativa o bien resignarse a desaparecer como polvo y sombras.

Mucho se ha dicho que Munro es Padresista y que Jesús Ramón es un títere de Javier Gándara, la verdad es que no creo en ninguna de las 2 versiones, creo que ambos son políticos con trayectoria, bien probados en la brega que tienen dotes de liderazgo y argumentos suficientes ambos para encabezar al partido.

Por supuesto como todo proceso en el PAN se trata de identidades regionales, y aquí habremos de entender con que visión quiere trabajar el blanquiazul, es decir si se trata de darle fuerza a la militancia de los municipios o mantener los controles en la capital, de esta definición depende buena parte del futuro de ese partido político, que a querer y no es hoy era día una de las principales fuerzas de oposición en Sonora.

Correspondencia a demiandu1@me.com

Anuncios

Dejar respuesta

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre