Yumiko Palomares, el dedo en la llaga

Demian Duarte

El Congreso del Estado de Sonora acordó exhortar al gobierno del estado de Sonora a fin de asista y busque resolver la fuerte problemática financiera que enfrenta el municipio de Hermosillo, luego de la situación en que fue recibida la hacienda municipal p0r la presidenta municipal Célida López Cárdenas de manos de su antecesor Manuel Ignacio Acosta Gutierrez.

El voto en el Congreso fue dividido

El punto de acuerdo fue promovido por la diputada de Morena, Yumiko Palomares Herrera, representante del distrito 10 con cabecera en la capital del estado, quien señaló que malos manejos financieros de distintas administraciones municipales han dejado una situación alarmante, con una deuda de 2 mil 300 millones de pesos.

El exhorto fue aprobado por 19 votos a favor y 13 en contra, con el respaldo de la bancadas de Morena, el PES y el PAN además del voto de la diputada del MC, María Dolores del Río Sánchez, y con el voto en contra del PRI, el PT y el Panal, además del diputado del PVEM Luis Mario Rivera.

El diputado Rodolfo Lizárraga Arellano manifestó que es imposible que se solicite el rescate a cada municipio de parte del gobierno de estado, pues harían falta miles de millones de pesos para resolver la situación financiera de los 72 municipios del estado.

Dijo que en cambio se espera que sean los alcaldes de municipios como Hermosillo y Guaymas —de donde él mismo es representante— para que atiendan y resuelvan con ahorros y sus propias habilidades las situaciones que se enfrentan.

“Que los alcaldes se rasquen con sus uñas y saquen adelante a sus municipios”, dijo.

“Tan llorones ni me gustan”, expresó el coordinador de la bancada del PT, para rechazar la propuesta.

No obstante la diputada del Movimiento Ciudadano, María Dolores del Río y ex presidenta municipal de Hermosillo se metió de lleno al debate y dijo que no es posible que un municipio como es Hermosillo, con un presupuesto de más de 4 mil 500 millones de pesos al año, se encuentren condiciones de crisis financiera, con  apenas 49 patrullas operando y 31 camiones recolectores de basura, siendo que la administración anterior desfalcó el erario municipal y realizó operaciones dudosas que comprometieron a largo plazo a Hermosillo.

El diputado del PAN Eduardo Urbina también entró al debate en apoyo del punto de acuerdo, señalando que es necesario que haya consecuencias y que se le ponga nombre y apellido a quienes son los responsables de ese desfalco.

En ese sentido pidió que la presidenta municipal Célida López Cárdenas, a través de los órganos de control interno pueda presentar las pruebas y situaciones que afectan financieramente a la capital.

Diana Platt, diputada por Hermosillo (distrito 6) secundó esa propuesta, pues consideró que no es posible que de una administración a otra se cometan ese tipo de excesos y no haya consecuencias.

El diputado del PT, Filemón Ortega a pesar de haber votado en contra, dijo que será necesario ver el mecanismo para que más allá de Hermosillo, se apoye y rescate al resto de los municipios del estado.

La diputada Yumiko Palomares anotó que la deuda de Hermosillo es una bomba de tiempo, pues afecta la viabilidad financiera del ayuntamiento, lo que provoca que la capital del estado  no cuente con  recursos para artender los servicio básicos como es la recolección de basura, seguridad pública o el pago de sueldos y prestaciones de sus empleados.

“Las malas administraciones han postrado al gobierno municipal entrante; en ese sentido, hoy esta administración necesita ser apoyada y fortalecida, para evitar el colapso de la ciudad, con sus riesgos consecuentes en materia de seguridad, servicios básicos, y protección civil”, recalcó en su exposición de motivos.

Anuncios

Dejar respuesta

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre