Demian Duarte

El Movimiento de Regeneración Nacional a través de su bancada en el Congreso y con la voz de su dirigente estatal Jacobo Mendoza Ruiz, ha emprendido una campaña a fin de disminuir lo que consideran el excesivo gasto en el Poder Legislativo de Sonora, al que han calificado como el cuarto más caro de México, luego de que en el presente ejercicio fiscal dispusiera de un presupuesto de 780 millones de pesos.

La diputada Ernestina Castro Valenzuela denunció opacidad en el manejo administrativo del Congreso

Dicha situación a decir de la coordinadora de la bancada morenista en la 62 Legislatura, Ernestina Castro Valenzuela es insostenibles y requiere de un ajuste, pues el presupuesto para este año fue de casi 800 millones de pesos, de los cuales se destinan 417 millones 706 mil pesos a 19 proveedores, de las cuales se desconoce su procedencia y los servicios que ofrecen al legislativo.

La legisladora por Cajeme dijo que además se da una situación de opacidad y ocultamiento de la información de parte de personal directivo y administradores del mismo Congreso, quienes se niegan a entregar el soporte de ese ejercicio presupuestal, lo que impide conocer a ciencia cierta a donde se va ese volumen de recursos.

El 22 por ciento del presupuesto general que tiene el Congreso del Estado se destina a pago de nóminas para los 208 empleados que se tienen en el legislativo, incluyendo a los diputados, mientras que el 78 por ciento se destina a servicios generales, los cuales se desconocen, anotó la diputada.

Indicó que a través de un ejercicio de reingeniería presupuestal se pretende reducir el gasto del poder legislativo para estar acorde a la media nacional, explicó, se requiere de un análisis de los gastos que se tienen en el Congreso del Estado, incluidos los salarios de empleados y diputados.

Jacobo Mendoza, dirigente estatal de Morena

A su vez Jacobo Mendoza, dirigente de Morena avaló a su coordinadora y dijo que es posible y necesario reducir el costo que representa para la ciudadanía la operación del Congreso del Estado.

“Apoyamos la propuesta de la coordinadora parlamentaria de nuestro partido, Ernestina Castro Valenzuela, de reducir a la mitad el presupuesto del Congreso. Esto va en congruencia con la política de austeridad republicana.

Mendoza Ruíz explicó que, según un estudio del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), en promedio los congresos del país operan con un presupuesto de aproximadamente 400 millones de pesos con una planta laboral de 441 empleados, mientras que en el caso de Sonora el Congreso opera con 208 empleados pero con un presupuesto de casi 700 millones de pesos. Es decir, gasta el doble de recursos con la mitad de los empleados del promedio nacional.

Anuncios

Dejar respuesta

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre