La DEA se ha asegurado de tenerlos muy bien resguardado en Nueva York

Agencias

NUEVA YORK.- Un juez federal estadounidense amonestó al defensor del narcotraficante mexicano Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, tras un alegato inicial en el que se acusó a dos presidentes mexicanos, Enrique Peña Nieot y Felipe Calderón, de aceptar sobornos.

Los fiscales en el juicio solicitaron al juez Brian Cogan que desestimara el alegato inicial en el juicio a Guzmán por estar “imbuido de argumentos indebidos, defensas afirmativas inadvertidas y habladurías inadmisibles”.

El juez Cogan se abstuvo de desestimar el alegato, pero amonestó al abogado Jeffrey Lichtman por haberse “apartado de pruebas directas o indiciarias”. Dijo que dará instrucciones al jurado para que se concentre en las pruebas.

“Su alegato inicial emitió un pagaré que su caso no va a cobrar”, señaló el juez y calificó el argumento de engañoso.

En su alegato el martes, Lichtman dijo al jurado que los fiscales estadounidenses soñaban desde “hace décadas” con condenar a Guzmán y añadió que “el mundo se enfoca en esta figura mítica de ‘El Chapo’”.

Lichtman dijo que su defendido no era el verdadero líder de un cártel que enviaba toneladas de cocaína a Estados Unidos. Trató de echar la culpa a Ismael ‘El Mayo’ Zambada, otro notorio jerarca del cartel de Sinaloa.

Zambada está prófugo en México, agregó Lichtman, gracias a sobornos que “llegan hasta lo más alto”, con cientos de millones de dólares pagados al presidente actual de México y a su predecesor.

“Este caso les obligará a descartar muchas de las cosas que les enseñaron acerca de cómo funcionan los gobiernos y cómo se comportan, los gobiernos en América del Sur y Central y México e Incluso Estados Unidos”, indicó Lichtman.

“Este caso les obligará a abrir sus mentes a la posibilidad de que los funcionarios de gobierno en los más altos niveles pueden ser sobornados, pueden conjurar para cometer crímenes horribles… y que los agentes de la ley en Estados Unidos también pueden ser corruptos”.

Un vocero del presidente mexicano Enrique Peña Nieto calificó las denuncias de “completamente falsas y difamatorias”. El expresidente Felipe Calderón dijo que eran “absolutamente falsas y temerarias”.

Guzmán, que se encuentra en encierro solitario desde su extradición a Estados Unidos a principios del año pasado, se declaró inocente de amasar una fortuna enorme mediante el contrabando de toneladas de cocaína y otras drogas en una enorme cadena de suministro que llegaba hasta muy al norte de Estados Unidos.

‘El Chapo’ era una figura mítica en México que ha sido comparado con Al Capone y Robin Hood y es festejado en baladas conocidas como narcocorridos. Es de baja estatura y su apodo significa corto de estatura.

Lichtman reanudó su alegato este miércoles diciendo que “el mito de El Chapo” es “muy fuerte”. Dijo que los policías que lo arrestaron le pidieron su autógrafo en billetes de 100 dólares.

“El señor Guzmán disfrutaba de la publicidad”, señaló Lichtman. “Disfrutaba de la notoriedad”.

El abogado defensor indicó que los testigos de cargo eran mentirosos que buscaban reducir sus propias condenas. “Son gente que ha mentido a diario”, aseguró. “Están aquí porque quieren salir de la cárcel como sea”.

El fiscal asistente Adam Fels expone el caso, con el que busca demostrar que ‘El Chapo’ pasó de ser un traficante de mariguana de poca monta en la década de 1970 a líder del poderoso Cártel de Sinaloa, dejando un rastro de violencia en su ascenso.

Los fiscales federales afirman que como líder del Cártel de Sinaloa, Guzmán, de 61 años, dirigió envíos enormes de heroína, cocaína, mariguana y metanfetaminas a Estados Unidos. El acusado enfrenta 17 cargos criminales y si es condenado podría ser sentenciado a cadena perpetua.

Además del contrabando de drogas a Estados Unidos, el Cártel de Sinaloa ha jugado un papel importante en la violencia entre bandas rivales que ha asolado áreas de México y desafiado a varios gobiernos.

Más de 200 mil personas han muerto, muchas de ellas en riñas entre cárteles, desde que el Gobierno mexicano envió tropas para enfrentar a las bandas de narcotraficantes en el 2006, en el sexenio de Felipe Calderón.

Guzmán, que escapó dos veces de cárceles de máxima seguridad en México, ha sido mantenido en confinamiento en solitario en Manhattan y fue transportado a la corte de Brooklyn en una caravana con fuertes medidas de seguridad.

Anuncios

Dejar respuesta

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre