Luis Pablo Beauregard-El País

Un día después de desvelar su estrategia nacional de seguridad, Andrés Manuel López Obrador ha revelado el nombre de ocho hombres que formarán parte de su consejo asesor. Este lo conforman los empresarios Ricardo Salinas Pliego, Bernardo Gómez, Olegario Vázquez Aldir, Carlos Hank González, Daniel Chávez Morán, Miguel Rincón Arredondo, Sergio Gutiérrez y Miguel Alemán Magnani. El grupo estará coordinado por Alfonso Romo, uno de los hombres más cercanos al presidente electo y que se convertirá en el jefe de la oficina de la presidencia desde el 1 de diciembre, cuando López Obrador jure el cargo.

López Obrador dijo que este miércoles se reunió con los empresarios, entre los que destacan banqueros, presidentes de empresas de televisión, constructores y un acerero, y que fueron estos quienes lo convencieron de asesorarlo cada dos o tres meses. “Me quieren ayudar, me quieren dar sus puntos de vista, sus visiones, ayudarnos”, ha asegurado el futuro mandatario en un video publicado en las redes sociales este jueves. Según el líder de Morena, serán estos hombres los que ayudarán a México a encaminarse en la ruta del crecimiento económico.

El anuncio ha sorprendido a las bases de Morena porque el presidente ha acercado a su oído a grupos empresariales a los que ha criticado duramente en los 12 años que buscó sin éxito llegar a la presidencia de México. Es el caso de Bernardo Gómez, uno de los influyentes presidentes de Televisa, la televisión más importante de México. Gómez fue el encargado de las relaciones políticas de la televisora durante años. Las elecciones presidenciales de 2006 agriaron las relaciones de la compañía con López Obrador, que perdió los comicios por menos de 1% y quien responsabilizó a la empresa del supuesto fraude.

Ricardo Salinas Pliego y Olegario Vázquez Aldir son otros empresarios vinculados a los medios de comunicación. El primero encabeza el Grupo Salinas, un conjunto de empresas que van desde bancos, telecos, motocicletas, tiendas de electrodomésticos, hasta la más importante: Televisión Azteca, que con tres canales hablan directamente a los sectores populares, que conforman parte del electorado duro de López Obrador. Vázquez Aldir, hijo del poderoso Olegario Vázquez Raña, preside el Grupo Empresarial Ángeles, que tiene hospitales, hoteles, el banco Multiva y que desde 2003, ha aumentado su apuesta por crecer en el sector de las telecomunicaciones. En 2016, el grupo obtuvo un canal de televisión abierta, con la que intenta competir a Azteca y Televisa.

Carlos Hank González, presidente de Grupo Financiero Banorte, uno de los bancos más importantes de México, y presidente del consejo de administración de Gruma, una compañía de alimentación, es otro de los perfiles destacados del nuevo consejo de asesores de López Obrador. Hank González es nieto de un polémico político homónimo, quien fue exgobernador del Estado de México y uno de los políticos más reconocibles del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Parte de esa historia vital es compartida por Miguel Alemán Magnani, fundador de la aerolínea Interjet y presidente del Grupo Alemán. Es nieto del expresidente de México, el priísta Miguel Alemán Valdés (1946-1952), e hijo de Miguel Alemán Velasco, quien fue gobernador de Veracruz por el mismo partido. Alemán Velasco fue uno de los empresarios más destacados del país que respaldó la cuestionada consulta popular con la que López Obrador canceló el aeropuerto millonario que el Gobierno de Enrique Peña Nieto construía en el municipio de Texcoco, Estado de México.

Chávez Morán es un ingeniero especializado en bienes raíces. Es fundador de Vidanta, un grupo que se ha convertido en el desarrollador más importante de complejos hoteleros en América Latina. En los últimos años, el empresario también ha aumentado sus labores filantrópicas, entre las que destacan la construcción de escuelas para niños de escasos recursos.

Miguel Rincón Arredondo, a diferencia de los empresarios anteriores, tiene un perfil más bajo. Su empresa, Bio Pappel, que domina más de 80% de la producción de cartón y papel en el país. Finalmente, Sergio Gutiérrez Muguerza, un empresario del industrioso Estado de Nuevo León, ha sido calificado por López Obrador como “gente extraordinaria”. Gutiérrez preside Deacero y ha recibido por parte de la prensa económica el mote “el rey del acero” por sus exportaciones a más de 20 naciones.

El líder de Morena no descarta ampliar este consejo en los próximos meses. “Voy a invitar a otros empresarios para que se vaya fortaleciendo y convirtiendo en una institución de la sociedad civil que ayude al Gobierno para que logremos entre todos el progreso con justicia”. El político no ignora las críticas que puede generar la cercanía de estos perfiles a su Gobierno, que desea separar al poder político del poder económico. “No deben preocuparse porque yo sé muy bien qué debe llevarse a cabo para ayudar a la gente más humilde. Vamos a atender a todos. Es un Gobierno para ricos y para pobres”, ha mencionado López Obrador. Con el consejo, el presidente logra un poderoso respaldo empresarial después de semanas en las que perdió confianza de las patronales por la cancelación del aeropuerto de Texcoco y la iniciativa de su partido para regular las comisiones de los bancos, una propuesta que desplomó a la bolsa hace una semana.

Anuncios

Dejar respuesta

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre