Brisa Retano, corresponsal
HERMOSILLO, Son.- La gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich Arellano, reconoció la pésima situación financiera por la que atraviesa el sistema de pensiones y jubilaciones del Isssteson, ya que existe un boquete financiero aproximado de dos mil millones de pesos y a la fecha no se ha podido subsanar esa situación.
“Lo recibimos con una situación financiera complicadísima y el fondo de pensiones no existía, los medicamentos y otras áreas eran un desorden. Hemos hecho muchas cosas, apretando el cinturón y establecido esquemas de control, pero las pensiones tan altas no hay ningún instituto que las soporten”, dijo.
Vamos a tomar medidas, hay temas que se están revisando en la SCJN, pero con eso no salimos a flote, hay problemas de carácter financiero, y el tema de las pensiones complica mucho, pero además tenemos muchas complicaciones por lo otros temas, añadió.
El quebranto financiero en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Sonora(Isssteson) no es ninguno secreto para nadie, dijo la mandataria sonorense al señalar que su administración heredó una situación financiero que calificó de grave de la cual no se ha podido salir avante.
Añadió que en el Isssteson persiste el problema financiero y una de las causas es que existen pensiones que alcanzan hasta los 170 mil pesos mensuales, además de la falta de recursos en el Fondo de Pensiones.
Pavlovich Arellano, dijo que se han emprendido acciones legales de todo tipo para poder sacar a flote a la institución, sin embargo se tendrán que tomar acciones legales más fuertes y que existen diversos temas que se están analizando en la Suprema corte de la Justicia de la Nación (SCJN).
Pedro Angel Contreras, director del ISSSTESON

Por su parte Pedro Ángel Contreras López, director general de Isssteson suspendió los servicios médicos, de pensiones y de vivienda a el Instituto Tecnológico de Puerto Peñasco, el Instituto Tecnológico Superior de Cajeme (Itesca), el Servicio Nacional del Empleo y el Consejo Sonorense Regulador del Bacanora.

La medida impactará a 841 derechohabientes, entre trabajadores y sus familias, en virtud de que los organismos mencionados no sostuvieron un acercamiento para regularizar su situación en pago de cuotas y aportaciones, o para negociar un convenio de pago con la Institución.
Cabe mencionar que los servicios de urgencias y atención a mujeres embarazadas, en el caso de los 841 derechohabientes, se seguirán brindando de acuerdo a los Derechos Humanos y a la Ley General de Salud.
Pide atender situación de fondo

Atender de manera urgente la situación financiera del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Sonora (Isssteson) se ha convertido en una prioridad, ante la posibilidad latente de tener que declarar al Instituto en insolvencia financiera total, declaró Pedro Ángel Contreras López.

El director general de la Institución dio a conocer en rueda de prensa los detalles de la situación por la que atraviesa Isssteson y que afecta de forma directa el servicio de los alrededor de 180 mil derechohabientes en Sonora.

“¿Por qué es urgente atender Isssteson?, por la posibilidad latente de tener que declarar al Instituto en insolvencia financiera, provocando la limitación o cancelación de los servicios médicos, de pensiones y/o vivienda a los trabajadores y a sus familias”, expresó.

En 2015, expuso, fue el último año en que los ingresos de los trabajadores activos permitió el pago de la nómina de pensionados, por lo que desde el 2016, el Gobierno del Estado otorga un subsidio de su gasto corriente, dejando de hacer obras en los diferentes sectores para cubrir el faltante.

El subsidio inició con 495 millones de pesos y este año llegará a 650 millones de pesos; para el presupuesto de egresos de 2019 se prevé sume un total de 826 millones, y cada año seguirá subiendo de tal forma que para el año 2024 podría llegar a 2 mil 300 millones de pesos.

Contreras López señaló que a la problemática económica de Isssteson se suman dos casos específicos, por un lado, la Universidad de Sonora, al convertirse en el único de los más de 140 organismos afiliados al instituto que desde el 2006 se ha negado a pagar el porcentaje de cuotas y aportaciones previsto en la Ley 38, teniendo un adeudo de mil 872 millones de pesos en 12 años.

Y el segundo caso son las prestaciones adicionales que tiene el Sindicato Único de Empleados de Isssteson, ya que son mayores a las que tienen otros sindicatos como Sutspes; estas prestaciones adicionales le cuestan a Isssteson más de 243 millones de pesos al año.

Recordó que la mala administración del Gobierno anterior en Sonora, generó un déficit severo en las finanzas del Instituto, que afecta el servicio médico, abasto de medicamentos, pago de pensiones y el funcionamiento diario de Isssteson. 

Tan solo en cuotas y aportaciones, que significan la vía principal de financiamiento al Instituto, la pasada administración estatal dejó un adeudo histórico que rebasa los 2 mil millones de pesos, al no entregar los cobros retenidos de los trabajadores y dependencias públicas, señaló.

Además dispuso ilegalmente de la reserva del Fondo de Pensiones y nunca presentó una demanda contra el secretario de Hacienda en turno por omitir la entrega de los recursos retenidos a Isssteson.

En cuanto a los pagos anualizados de pensionados, explicó, las cifras indican que en 2016 el Instituto egresó 2 mil 568 millones 784 mil 324 pesos, mientras que para 2018 se estima llegará a 3 mil 651 millones 928 mil 375 pesos, es decir, mil 83 millones de pesos de incremento en solamente dos años.

La suma de todos estos problemas, aseguró, ha generado una crisis financiera que tiene al borde de la quiebra a Isssteson, por lo que se han establecido cuatro mecanismos de desfogue inmediato, así como de solución a corto, mediano y largo plazos.

Entre éstas, continuar con algunas acciones de eficiencia operativa, como medidas administrativas, financieras y legales que durante el año 2018 han generado ahorros por casi 370 millones de pesos al Instituto.

“El propósito de la gobernadora en un ámbito de responsabilidad es presentar una solución para el tema del Isssteson, ella instruyó desde el principio de su gobierno que se trabajara en todas las acciones de eficiencia operativa, que se resolviera el tema de los adeudos históricos que no son de su gobierno”, aseguró.

La segunda es recuperar los adeudos con el Instituto por retención o pago directo, aspecto en el cual el Gobierno del Estado concilió los adeudos generados en el gobierno anterior y próximamente establecerá un Fideicomiso para pagar los más de 2 mil millones que se adeudan a Isssteson por cuotas y aportaciones no enteradas durante la administración 2009-2015.

El tercero es eliminar la amenaza financiera provocada por las miles de demandas de renivelación, que ronda los mil 523 millones de pesos, a través de un criterio para que las pensiones se otorguen exclusivamente sobre lo cotizado ante el Instituto.

Y por último, presentar una solución de fondo y definitiva que no posponga la cura y dé viabilidad financiera de largo plazo al Instituto, desterrando el riesgo de insolvencia financiera. 

“El compromiso de la gobernadora es dejar una institución con viabilidad financiera de largo plazo, nosotros pensamos que con estos cuatro ejes de trabajo, llevados a buen puerto, habremos de dejar una institución sólida, no sólo para los próximos años, sino para los próximos 50 años por venir”, afirmó.

Anuncios

Dejar respuesta

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre