Preparan solución de gran calado, que consiste en una reforma a la Ley que rige al Instituto, anticipan

Demian Duarte

El Instituto de Seguridad Social y Servicios de los Trabajadores del Estado de Sonora, se enfrentará a una cirugía mayor ante el riesgo de insolvencia respecto al fondo de pensiones y la presión en las demás líneas de gasto, adelantó Pedro Ángel Contreras, director general durante su comparecencia ante el pleno del Congreso del Estado.

Hemos atendido la situación y “no estamos en autoflagelación”, hay problemas derivados del incumplimiento del anterior gobierno, de la falta de pago completo de parte de la Universidad de Sonora y por la presión de pensiones millonarias, acotó, para decir que el cobro de esas pensiones es algo que se ha hecho de manera tramposa, con el argumento de que debe la sesión debe ser acorde al ingreso, lo que consideró una injusticia pues se pone en riesgo la viabilidad financiera del instituto.

“Poner en riesgo al instituto por una ambición desmedida es un acto irresponsable, por eso se está pidiendo a la Suprema Corte que se siente jurisprudencia para que se jubilen en torno a lo que devengaron. Quitarlas será complicado pero resolveremos el tema de aquí en adelante”, resaltó.

Durante poco más de 2 horas era funcionario presentó sus datos y respondió a preguntas de los diputados que integran lz 62 legislatura, quienes concluyeron que se ha llevado un manejo irresponsable de las finanzas del instituto, lo que se ha traducido en una crisis financiera y en mala prestación de servicios.

No obstante el director del instituto rechazó que este sea la caja chica del gobierno en turno y aseguró que desde el 2015 a la fecha se incide en buenas prácticas, transparencia en el manejo de recursos, licitaciones y demás prácticas a fin de enderezar las finanzas, aunque admitió que el gasto en nómina, servicios personales, servicios médicos y prestaciones económicas se ha incrementado sin parar.

En ese sentido Pedro Ángel Contreras insistió en responsabilizar al gobierno de Guillermo Padrés por lo malos resultados y sostuvo que durante el gobierno de Claudia Pavlovich se han tomado medidas para estabilizar las finanzas del Isssteson y dar viabilidad a largo plazo, aunque adelantó que hay una reforma de gran calado en puertas.

Dijo que hay un déficit en crecimiento y que este año este es de 650 millones de pesos y que podrá ir en crecimiento; además habló de que existe una industria legal de demandas de parte de empleados sujetos a jubilación.

“En esta administración hemos perdido 210 demandas que debemos pagar con gasto corriente por 213 millones de pesos, y hay 1 mil 500 demandas y eso significa un pasivo contingente de 1,523 millones”, acotó.

También dijo que el gobierno del estado tiene un adeudo histórico de 2 mil millones de pesos, aunque hizo la aclaración de que la actual administración  ha cumplido cabalmente con la entrega de los recursos relativos a las prestaciones y descuentos del personal a su cargo, aunque responsabilizó a la Universidad de Sonora por no pagar completas esas prestaciones.

El director del Isssteson advirtió que de no darse una solución, en el corto plazo las cosas solo podrán empeorar, y que para el 2021 el déficit crecerá a 1 mil 658 millones y para el 2024 este será de 2 mil 300 millones de pesos.

“No nos hemos quedado cruzados de brazos, el gobierno del estado ha hecho pago puntual de cuotas y prestaciones que retiene el GES a sus trabajadores, hicimos una denuncia por el desfalco financiero al fondo de pensiones, y están en curso en la Fiscalía Anticorrupción”, puntualizó.

Sin embargo los cuestionamientos le llovieron al director del Isssteson, comenzando por la diputada Rosa Maria Mancha Ornelas de Morena, quien advirtió que hay Decadencia en el Isssteson, y que la comparecencia solo sirve para dar cuenta de todo lo que ya sabíamos.

El presidente de la mesa directiva, Jesús Alonso Montes Piña, lanzó cuestionamientos directos y muy críticos al director del instituto, señalando que es común que se diga que son las anteriores administraciones quienes robaron y saquearon, por lo que pidió explicar si hay denuncias penales contra Teresa Lizárraga o los presuntos responsables, a lo que Contreras respondió que se presentaron denuncias y demandas ante la Fiscalía Anticorrupción y otras instancias que están en marcha.

Eduardo Urbina, diputado del PAN, lanzó cuestionamientos también, señalando que se han perdido años valiosos en culpar y mediatizar el tema, pero las respuestas y soluciones siguen siendo las mismas, que es enajenar bienes del gobierno y pagar el monto relativo al no pago de prestaciones de parte del gobierno estatal.

¿Cuándo serán serios, dejar de ser omisos y presentar la nueva iniciativa de Ley, cuando se van a aprobar las ventas?, lanzó

A su vez Fermín Trujillo Fuentes del Panal se tiró a fondo y señaló que la insolvencia que amenaza al Isssteson tiene que ver con malos manejos administrativos y el desvío de recursos del trabajador a situaciones que no tienen que ver con su propósito.

La diputada María Dolores del Río Sánchez, dijo que todo indica que estamos ante una estrategia de desfalco sistemático a las administraciones estatales, y acotó que es muy grave que se responsabilice a la Universidad de Sonora una crisis que nao tiene nada que ver con el desempeño de la institución educativa, pues se trata de una instancia que no es normada por la Ley 38.

José Ángel Contreras respondió que la Unison se niega  apagar las cuotas y aportaciones, solos cubren el 26% y el resto de organismos en 43% y que no existe tal estrategia de desfalco sistemático.

“No he dicho que la Unison nos adeuda, lo que dije es que nos ha dejado de pagar y hay un acuerdo renegociado y no se ha firmado de parte del rector y de los sindicatos”, anotó.

Anuncios

Dejar respuesta

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre