El presidente dijo que se bajó a 27 pipas el saqueo y que resistirá todas las presiones; cuestionó la posición de los expresidentes Felipe Calderón y Vicente Fox, que piden se abran de nuevo los poliductos de Pemex

Demian Duarte

Andrés Manuel López Obrador, presidente de la República pidió apoyo a los ciudadanos en lo que se normaliza el abasto de combustible y dijo que su gobierno va sobre otros temas en donde hay robo abierto al patrimonio de los mexicanos.

En su rueda de prensa matutina dijo que no se dejará vencer por la delincuencia y llamó al país a que juntos acabemos con el robo de combustible, subrayando que hay suficiente gasolina y diesel y que el problema de fondo es de distribución, ya que no se pueden usar los gasoductos hasta que no se depuren y se revisen en su totalidad, pues se detectaron redes alternas que en cuanto se abren las válvulas, se activa la ordeña.

“Estamos usando pipas de manera alternativa y esto significa demoras, retrasos y desabasto en algunas gasolineras, sería fácil abrir los ductos y decir que se normalizó la situación, a sabiendas de que seguirá ocurriendo el robo” recalcó.

Acotó que el robo de combustible es algo que ya no se aceptará ni se tolerará y que su gobierno está dispuesto a resistir las presiones que sean.

López Obrador dijo que los expresidentes Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, sabían perfectamente lo que ocurría con el robo de combustibles y lo dejaron pasar.

“Vaya vaya, los expresidente Fox y Calderón, qué quieren, que abramos las válvulas y siga lo mismo”, lanzó López Obrador en su rueda de prensa, para reiterar el llamado a la población de que no entre en pánico y le ayude no recurriendo a compras sin sentido de combustible.

“Yo le pido a la gente que nos ayuden actuando con prudencia y serenidades, sin caer en pánico, sin hacer caso a información alarmista, tendenciosa, de quienes de manera directa o indirecta están a favor del régimen corrupto que esta a punto de acabarse”, anotó.

Aseguró que el abasto de combustible se normalizará en unos cuantos días, ya que se están aplicando turnos dobles y triples en entregas, en lo que se liberan los poliductos y que la estrategia está dando resultados pues el 8 de enero es el día que menos gasolina se han robado, fue el equivalente a 27 pipas, de más de 1 mil que se robaban cuando inició el plan para detener el robo.

López Obrador también pidió el apoyo a transportistas privados para que se participen en la estrategia de distribución, lo mismo que al personal de Pemex

Anuncios

Dejar respuesta

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre