El presidente de la República dijo que no aflojará el paso en el combate a la corrupción y que se acabará con el robo descarado

Demian Duarte

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que así como se ha combatido el robo de combustibles, se tomarán todos los casos en lo que hay corrupción en el gobierno y se combatirán para acabar con el problema, aunque dijo que será caso por caso.

López Obrador dijo que está consciente de que sus acciones tocan intereses y que como ser humano tiene miedo, pero él no es cobarde, por lo que no dará marcha atrás en el combate a la corrupción en el gobierno.

“No temo por mi vida, el que lucha por la justicia no tiene nada que temer, pero soy un ser humano, tengo miedo como todos los seres humanos, pero no soy cobarde”, respondió a pregunta expresa.

El presidente de la República ofreció una extensa rueda de prensa con integrantes de su gabinete, en donde aseguró que se ha detenido el robo de combustible que pasó de 80 mil barriles diarios que se ordeñaban de los ductos de Petróleos Mexicanos a solo 2 mil 500 barriles y aseguró que se acabará con el problema mientras que el suministro de combustible regresará a la normalidad.

López Obrador reiteró que en este asunto y en todos los casos donde hay actos de corrupción o negocios desde el gobierno el presidente o es complice o se hace de la vista gorda, por lo que dijo que buscará atender la corrupción desde arriba.

Sin embargo reiteró que  él es partidario del punto final, en especial en lo que toca a los expresidentes desde Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, pues el esquema sería ir contra los de arriba.

“Yo vuelvo a expresar que soy partidario del punto final, de no meternos y quedarnos empantanados con asuntos judiciales, no albergo odios ni venganzas, soy partidario de que haya justicia no venganza”, apuntó.

El presidente dijo que sabe que tiene el respaldo de los ciudadanos en esta situación y que su enfoque es acabar de una vez por todas con el robo descarado de combustible que le cuesta a la nación 65 mil millones de pesos.

“Me puedo parar en una gasolinera donde la gente tiene problemas para el abasto y recibo el respaldo de los ciudadanos, no nos vamos a afligir para acabar con la corrupción, porque el que se aflige se afloja” anotó.

Anuncios

Dejar respuesta

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre