Pasión por los Negocios

Por Demian Duarte

Todo indica que en el caso de la huelga en la Universidad de Sonora la razón terminó imponiéndose a la cerrazón y las negociaciones entre los 2 sindicatos universitarios y las autoridades de rectoría terminaron por fructificar, encontrando un punto medio que a todos conviene.

El autor es periodista de negocios y política con 28 años de experiencia… usted lo puede contactar en Twitter como @demiandu y por e-mail en demiandu1@me.com

Y es que si lo vemos objetivamente un conflicto de alta intensidad y larga duración en la Universidad es algo que no conviene a nadie, se trata quizá del espacio más visible en la vida pública del estado y regularmente una huelga ahí, ha terminado por enrarecer el clima laboral en todo el estado.

No hay que perder de vista que el origen del conflicto sindical son malos acuerdos en el pasado e inconformidades de parte de los trabajadores y los académicos por lo que consideran un trato injusto, ya que mientras existe una burocracia dorada al frente de la institución, la respuesta para sus demandas de mejora salarial y mejores prestaciones desde hace años se han topado con un no rotundo como respuesta.

El detalle es que si este tipo de conflictivas se transmiten a otros espacios, el resultado puede ser una mezcla bastante explosiva, ya que no hay espacio en el que los trabajadores o quieran mejorar, lo que pone en riesgo uno de los grandes activos del estado, ya que sin paz laboral se caen las inversiones, la competitividad del estado.

Ayer se levantó la huelga del STEUS, se espera que este viernes se levante la del STAUS, y creo que la lección que quedará en el fondo tras 12 días de paro laboral, es que se debe respetar a los sindicatos universitarios y los trabajadores, pues no de trata de hacer huelgas por el gusto de tener paro laboral, el tema de fondo es de justicia y de lucha, de entender que el trabajo es igual al capital y que ese existe un equilibro entre ambos factores, pues de lo contrario la paz termina.

***

Reforma Laboral lista

Ayer en San Lázaro se aprobó la reforma a la Ley del Trabajo, un requisito indispensable para que se ratifique el nuevo tratado comercial entre México-Estados Unidos-Canadá.

Manuel Baldenebro en San Lázaro

Resulta interesante que correspondió a un diputado federal de Sonora, en este caso Manuel Baldenebro del distrito federal 1, impulsar los acuerdos y cerrar el trato y aunque hubo larga discusión en la Cámara de Diputados, la verdad es que todo estaba dicho, se trataba de un requisito y un compromiso internacional y no asumirlo pudo tener consecuencias terribles para el país y su economía.

Así que ya se pueden ir todos de vacaciones por Semana Santa.

Correspondencia a demiandu1@me.com

Anuncios

LEAVE A REPLY

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre