DEMIAN DUARTE

El presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que se acabó el esquema de delegados y que los ceses aplicados para el caso de los 18 funcionarios que habían sido nombrados en Sonora es algo que está firme, por lo que a pesar de resistencias incluso al interior de su gobierno habrá una sola coordinación en cada estado.

A pregunta expresa el Jefe del Ejecutivo dijo:  “No van haber delegados del gobierno federal, así de claro y categórico, en algunos estados había hasta 30 o 40, ahora es una coordinación, no se va a liquidar a ningún trabajador dude base, es solo lo que se llaman trabajadores de confianza, que ocupaban los cargos de más nivel”.

En ese sentido acotó que la demanda de servicios se va a atender con el personal de base y sindicalizados, pues el enfoque de su gobierno es ahorrar, a partir de un plan en donde se se acaban la corrupción y la impunidad y prevalece la austeridad republicana y se cierra la puerta al influyentismo.

López Obrador repitió la máxima del presidente Juárez respecto a que los funcionarios deben aprender a vivir en la justa medianía, situación que aseguró se lleva a la práctica al no usar aviones o helicópteros privados y recorriendo el país por carretera, lo que al final le sirve a él para enterarse como están las redes de caminos y carreteras.

Vamos a liberar muchos fondos, por eso lo de los delegados, hay resistencias no solo afuera, también al interior del gobierno pero se debe entender que es la cuarta transformación.

Anuncios

2 Comentarios

Dejar respuesta

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre