Pasión por los Negocios

POR DEMIAN DUARTE

Al llegar Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de la República puse varias apuestas alrededor de lo que sería el comportamiento de la economía de México, en especifico respecto a cual sería el comportamiento del peso frente al dólar y cual sería el resultado de la gestión de crecimiento y desarrollo económico, la otra es si se ratificará el nuevo tratado comercial denominado ahora T-MEC y más recientemente puse otra más respecto al final que tendría la “crisis arancelaria” con Estados Unidos.

El autor es periodista de negocios y política con 29 años de experiencia… usted lo puede contactar en Twitter como @demiandu y por e-mail en demiandu1@me.com

Mis apuestas en especifico fueron que el precio del dólar estaría  más cerca de los 17.50 pesos por dólar que de los 22 pesos por dólar; a la fecha el precio de la divisa estadounidense en el mercado es de 19 pesos por dólar en los bancos y de 18.40 en las casas de cambio.

Respecto al crecimiento de la economía yo dije que se acercaría más al 2 por ciento al final de este año, que al 1 por ciento que ponen las corredurías y expertos, el tema sigue a debate, sin embargo también aposté que para el 2021 llegaríamos al 4% de crecimiento; el tiempo sigue corriendo.

Respecto al mencionado T-MEC aseguré que se ratificará sin mayores problemas este año, y ya México dio el paso en el Senado, Estados Unidos y Canadá esperan a que suceda lo propio en sus congresos, sin embargo la idea de que será un SI rotundo, cada vez se acerca más y es que no hacerlo para Estados Unidos supone un profundo traspiés.

Los gobernadores sostuvieron una platica sobre la importancia de la relación binacional y el T-MEC

De hecho estuve en Phoenix para la plenaria de la Comisión Arizona-México y ahí todo el ambiente es favorable a la ratificación y hay que decirlo, le conviene a Arizona, le conviene a todos los estados de la franja fronteriza y por supuesto es un asunto vital para Sonora y para México.

De la crisis arancelaria dije que no pasaría nada y que seguramente tras los acercamientos y negociaciones del gobierno de Andrés Manuel López Obrador con el de Donald Trump, el agua volvería a su cauce y no habría desbordamiento alguno en las relaciones.

La historia reciente confirmó mi visión de los hechos, hubo un acuerdo migratorio, el gobierno de México accedió a tener una participación más activa en el control de la emigración ilegal hacia los Estados Unidos y todo parece funcionar.

AMLO y los retos económicos

De hecho Donald Trump prácticamente cerró el episodio al señalar que la posibilidad de aplicar aranceles punitivos a México es un asunto que ya no está en la agenda inmediata y nada más le faltó felicitar a López Obrador.

A la fecha le he atinado a 2 de mis 4 pronósticos y creo que pronto tendremos el tercero a mi favor, el cuarto, que es el relativo al crecimiento solo podremos conocerlo en abril del año 2020, sin embargo creo que con los datos a la mano, respecto a confianza del consumidor (arriba de 110 puntos), aumento en el consumo interno, llegada de más inversión extranjera directa (creció 7%) y la activación de un mayor flujo de inversión privada al interior del país, además de la llegada de más remesas de mexicanos en el exterior, las cosas bien pueden funcionar para alcanzar ese 2%; quizá el detalle pendiente sea activar el financiamiento interno con una rebaja en las tasas de interés y también desatorar la inversión del sector público en el segundo trimestre de este año.

Ahora debo decir que mi certeza al respecto de estos temas es porque tengo confianza en que las cosas se están haciendo y que se hacen además bien, hay confianza en el país y las cosas comienzan a operar a favor del gobierno de López Obrador en materia de economía.

Jorge Vidal Ahumada, optimismo

La verdad es que para Sonora ese es el mejor escenario posible y ayer lo detallaba el secretario de economía Jorge Vidal Ahumada, pues parece que las cosas comienzan a acomodarse y que el escenario es favorable para Sonora, así como lo es para México entero.

Necesitamos eso sí que el T-Mec se ratifique, requerimos de que haya acceso a financiamiento más barato y que lleguen los recursos públicos y terminen de operar los grandes proyectos de infraestructura.

Si los astros se alinean, creo que podremos festejar para finales de este año que mis apuestas por México funcionaron y que las cosas para nuestro país han sido favorables.

México tiene en este momento todo a su favor y sí creo que podemos llegar a ser esa potencia emergente de la que habla el presidente de la República, todo es cuestión de tener confianza en que las cosas funcionarán y actuar conforme a esa expectativa.

Correspondencia a demiandu1@me.com

Anuncios

LEAVE A REPLY

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre