DEMIAN DUARTE

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente Andrés Manuel López Obrador manifestó que antes de pensar en cancelar la concesión con que opera Grupo México en la mina Buenavista del Cobre en Cananea, buscará agotar la vía del dialogo y los acuerdos a fin de hacer que la compañía cumpla con la normatividad ambiental al 100%, pues dijo que cerrar la mina causaría un fuerte impacto a la economía de Sonora y del país.

El presidente dijo estar consciente del clamor ciudadano que se ha despertado en Sonora tras el nuevo derrame ácido sulfúrico en Guaymas y tener claro el antecedente del derrame de 40 mil metros cúbicos de metales pesados en el cauce del Río Sonora, además de otros 20 incidentes que ha provocado la empresa en la entidad, por lo que manifestó que el Secretario de Medio Ambiente Víctor Manuel Toledo tiene en sus manos el tema.

“Estamos atendiendo este caso, giré instrucciones de presentar todo un informe, ya se dio a conocer algo inicial sobre accidentes, derrames, daños causados por esta empresa, no solo en México, sino también en otros países”, acotó el jefe del ejecutivo federal.

Tenemos —dijo— que tener todos los elementos, escuchar a la empresa, dialogar y antes de tomar una medida drástica buscar un acuerdo, porque tenemos que cuidar las fuentes de trabajo. Es un equilibrio que tenemos que procurar entre lo económico y la conservación del medio ambiente.

López Obrador anotó que si el daño es mayor, si no hay posibilidades de corregir los daños causados a la naturaleza, al medio ambiente, entonces sí, no hay economía que valga y en ese sentido refirió que lo más importante es naturaleza, es cuidar el medio ambiente, pero procurar que podamos tener desarrollo sin violar normas de medio ambiente, lo que se llama desarrollo sustentable. Lo estamos viendo de esa manera con mucho profesionalismo.

“Yo les decía la vez pasada que no hay privilegios para nadie, lo más importante es el ser humano. Nada que dañe la salud, nada que atente contra la vida, nada que signifique afectar la dignidad de las personas va a estar por encima de estos bienes, de estos preceptos que tenemos que cuidar, nada, nada, nada”, indicó.

“No hay ningún poder político por encima de la justicia en el país, ya no son los grupos de intereses creados los que deciden, se está dando una separación clara entre poder económico y poder político. El gobierno representa a todo el pueblo de México y su misión principal es procurar la felicidad del pueblo. Esto significa el bienestar del pueblo”, subrayó.

El presidente dijo que apenas el jueves hablaba yo de que no es crecer por crecer, no vamos a crecer a costa de destruir el territorio. y preguntó ¿Qué les vamos a dejar a las nuevas generaciones?

En esos términos definió que el objetivo de su gobierno es lograr que el país crezca sin afectar el medio ambiente y protegiendo la salud del pueblo y esa es la postura de la Secretaría de Medio Ambiente. 

“Ya no es como antes, que se otorgan permisos y concesiones a diestra y siniestra sin tomar en cuenta la opinión de la gente, sin tomar en cuenta los impactos ambientales”, destacó.

No vamos a actuar de manera arbitraria, vamos a dialogar y a convencer, vamos a persuadir (a la empresa) antes de tomar decisiones más drásticas.

El presidente dijo que en esa misma tesitura está el caso del derrame en el Río Sonora, en donde se prepara un informe completo al respecto de que sucedió con los 2 mil millones de pesos.

Anuncios

LEAVE A REPLY

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre