Clasificar información pública, ya sea como reservada o confidencial, no es ocultarla sino garantizar el interés social, afirmó el presidente del Instituto Sonorense de Transparencia, Francisco Cuevas Sáenz, al dar la bienvenida a los asistentes a la conferencia que sobre el tema realizó hoy el ISTAI en Hermosillo.

“Pero de ello debe estar convencido el propio solicitante de la información, de tal forma que no sienta la reserva como opacidad, sino como algo a lo que la ley nos obliga por el bien común”, agregó en el evento en el que participaron los comisionados del ISTAI Arely López Navarro y Andrés Miranda Guerrero.

En representación del Ejecutivo estatal, el secretario de la Contraloría, Miguel Ángel Murillo Aispuro, destacó la presencia ahí de más de trescientos servidores públicos, lo cual –dijo– es muestra del interés que en Sonora se tiene por mantener un gobierno eficiente y transparente.

La conferencia fue impartida por Gregorio Castillo Porras, funcionario del Instituto Nacional de Transparencia (INAI), quien hizo un detallado repaso por las formas que deben observarse para lograr una correcta clasificación de los expedientes públicos y, sobre todo, de cómo estos se van a desclasificar y quedarán abiertos a partir del momento en que se agoten las causas que dieron pie a la reserva.

Castillo Porras subrayó que la clasificación informativa no es un acto arbitrario, pues tiene sustento en la llamada “prueba de daño, bajo la cual se determina si entregar la información puede afectar de alguna manera la seguridad del Estado, la paz social o el bienestar de las personas en general”.

Con este evento el ISTAI cerró su segunda jornada de capacitación a la que por lo menos dos veces al año deben asistir los organismos obligados a rendir cuentas en Sonora, y la cual en esta ocasión se llevó a cabo en seis sedes regionales, donde se impartieron diez cursos y dos conferencias.

Anuncios

LEAVE A REPLY

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre