ESPECIAL

Luego de que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) revocara el permiso a Sinaloa que le permitía exportar ganado al vecino país del norte, los productores sonorenses se han dado a la tarea de mantener una vigilancia permanente y lograr conservar el estatus zoosanitario que actualmente poseen. 

Así lo dio a conocer el presidente de la Unión Ganadera Regional de Sonora (UGRS), Héctor Platt Martínez, al señalar que las autoridades sanitarias de Estados Unidos mantienen vigilancia en materia de sanidad animal en los estados que envían reses hacia la Unión Americana. 

Sonora, dijo, está libre de tuberculosis, brucelosis y garrapata, pero otros estados están en alerta por lo que sucedió en Sinaloa. 

El líder de los ganaderos sonorenses pronosticó una caída de los precios del ganado en Sinaloa y de otros estados que presentan problemas de sanidad. 

“Esto nos pone en situación de alerta en la parte sur del estado. Pero ya estamos en contacto permanente con el Gobierno del Estado, con las autoridades sanitarias de SENASICA, para que no vaya a generarse una situación en la que llegue a Sonora ganado del estado vecino”, apuntó.

Platt Martínez destacó que el apoyo de los ganaderos es muy importante en estos momentos, porque cualquier descuido puede convertirse en riesgo para la actividad pecuaria en Sonora. 

Aclaró además que Sonora mantiene los privilegios de seguir exportando hacia Estados Unidos, porque se trabaja permanentemente en cuidar la sanidad a través de barridos y revisiones periódicas. 

“Nosotros (en Sonora) estamos libres y estamos cumpliendo todos los protocolos de USDA. Estamos en un lugar privilegiado”, destacó.

Anuncios

LEAVE A REPLY

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre