Pasión por los Negocios

POR DEMIAN DUARTE

Este fin de semana el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador lanzó el tema, hay una amenaza o intento de promover un golpe de estado contra el gobierno de l cuarta transformación de parte de fuerzas o grupos identificados en facciones de la ultra derecha, y la verdad es que no es un asunto menor, ya que es evidente que a nadie le conviene que se trastoque el orden institucional de nuestro país, mucho menos que se destruya lo ya construido en materia de avance de la democracia.

El autor es periodista de negocios y política con 29 años de experiencia… usted lo puede contactar en Twitter como @demiandu y por e-mail en demiandu1@me.com

El presidente manejo en 3 mensajes a través de su cuenta de Twitter @lpopezobrador_  que dicen: 

— ¡Qué equivocados están los conservadores y sus halcones! 

Pudieron cometer la felonía de derrocar y asesinar a Madero porque este hombre bueno, Apóstol de la Democracia, no supo, o las circunstancias no se lo permitieron, apoyarse en una base social que lo protegiera y respaldara

— Ahora es distinto. Aunque son otras realidades y no debe caerse en la simplicidad de las comparaciones, la transformación que encabezo cuenta con el respaldo de una mayoría libre y consciente, justa y amante de la legalidad y de la paz, que no permitiría otro golpe de Estado.

— Aquí no hay la más mínima oportunidad para los Huertas, los Francos, los Hitler o los Pinochet. El México de hoy no es tierra fértil para el genocidio ni para canallas que lo imploren.

Por cierto, les recomiendo leer la fábula de Esopo «Las ranas pidiendo rey».

Todo esto surge a partir de ciertas manifestaciones de parte de uno de los generales identificados con el calderonismo, que sugiere derrocar al régimen, a raíz en muchos casos del episodio que hoy conocemos como el “culiacanazo”.

El presidente López Obrador manifestó abiertamente en la mañanera de este lunes que es necesario poner las cosas claras y llamarle al pan pan y al vino vino, aunque insistió en enviar un mensaje a quienes piensan en esta vía para enfrentarlo, de que no existen las condiciones en México para un golpe de estado.

De hecho manifestó que hay respaldo del pueblo, incluido el Ejército, que es pueblo uniformado, y en base a esto les manda decir que se olviden de sus fantasías autoritarias, porque México ya cambió.

El asunto es grave y aunque en efecto yo no creo que existan las condiciones políticas o sociales para que una situación como esta se geste,  es evidente que hay una desesperación en los opositores al régimen  de la Cuarta Transformación, que se sienten amenazados por las políticas y visión de estado que encarna el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo el tema no puede minimizarse, o echarse en saco roto, pues precisamente la apuesta de este tipo de facciones es a tomar posiciones y dar un golpe en el momento menos esperado, a fin de tomar por sorpresa a los ciudadanos e impedir de esa manera que la base social que apoya al gobierno, tenga la capacidad de reaccionar.

Así ocurrió  en etapas oscuras de la historia, como cuando Pinochet tomó el poder en Chile en septiembre de 1973, o bien cuando Hitler hizo lo propio en Alemania en 1934, como lo hizo antes Benito Mussolini con su marcha sobre Roma en 1922, todos ellos sustentados en estructuras fascistas, militarizadas y en particular muy bien organizadas con el objetivo de tomar el poder.

Es evidente que en México no podemos los ciudadanos permitir que algo como esto ocurra, porque al final podrán muchos no estar de acuerdo con la manera de Andrés Manuel de ejercer el poder o de tomar decisiones, sin embargo es mucho mayor el número de mexicanos que le apoyamos y que creemos en su proyecto transformador.

Será importante estar atentos y no descuidarnos, el trabajo transformador que emprende López Obrador ha tocado muchos intereses, en especifico con su empeño de ir hasta el fondo en la lucha contra los corruptos y contra la corrupción, que en efecto es el mayor cáncer y el principal que afecta el desarrollo del país.

Yo desde esta tribuna reitero mi respaldo al gobierno de Andrés Manuel López Obrador y me manifiesto en contra de esas amenazas golpistas, que representan un retroceso en la vida pública, política, económica y social de México.

Correspondencia a demiandu1@me.com

Anuncios

LEAVE A REPLY

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre