Pasión por los Negocios

POR DEMIAN DUARTE

La lógica y la idea de contar con corporaciones de seguridad pública en los municipios, es precisamente la de servir y proteger al ciudadano y garantizar de alguna manera el orden público y la convivencia en el marco de la Ley.

El autor es periodista de negocios y política con 29 años de experiencia… usted lo puede contactar en Twitter como @demiandu y por e-mail en demiandu1@me.com

El detalle es que desde hace mucho tiempo esa lógica se ha pervertido y los ciudadanos desconfiamos de los policías en quienes vemos y percibimos una amenaza, ya sea de extorsión o una molestia. El hecho es que es de sobra conocida esta inclinación que tienen los agentes (sin generalizar porque hay buenos elementos) por extorsionar al ciudadano, por convertirse en cómplices y protectores de los criminales y en algunas ocasiones, por cruzar la línea y convertirse ellos mismos en criminales con uniforme, placa y arma de cargo.

Lo ocurrido con 2 elementos de la corporación, quienes presuntamente secuestraron, violaron y robaron a una ciudadana, abusando de su autoridad, utilizando su patrulla para pararle el alto en vialidades de la capital, y que posteriormente la trasladaron a un paraje para abusar de ella, es un hecho simplemente inaceptable, que muestra que algo está muy mal dentro de la corporación municipal.

Los agentes que fueron detenidos y están a disposición de la Fiscalía General del Estado, fueron denunciados por hechos sucedidos el pasado jueves 7 de noviembre por una ciudadana que los acusa de múltiples delitos entre los que se incluye violación equiparada agravada, privación ilegal de la libertad y robo agravado, se trata de los elementos llamados por cuestiones de procedimiento Oscar N. y Jonathan Daniel N. quienes ya están en el Cereso a partir d ellas investigaciones del agente del ministerio público dentro de la causa penal 2995/2019.

La relatora de los hechos es sumamente grave y aunque falta que el juez del caso determine la responsabilidad de los agentes, el hecho es que la afectada fue detenida por una patrulla al norte de la ciudad, la llevaron a un paraje a bordo de su propio automóvil, donde abusaron de ella, la incomunicaron y la despojaron de su teléfono y otras pertenencias, la amagaron con sus armas de cargo, para posteriormente liberarla.

La afectada no dudo en denunciar los hechos y afortunadamente hubo plena determinación de parte de las autoridad por no permitir la impunidad, por lo que fueron cesados de la corporación municipal, detenidos e internados en prisión preventiva por seguridad de la víctima.

La presidenta municipal Célida López Cárdenas reaccionó de inmediato, al señalar que una ciudadana acudió muy afectada por el abuso de que fue objeto, señaló que los agentes ya fueron arrestados y garantizan que no habrá impunidad, e incluso le agradeció a la ciudadana su valentía por denunciar.

“Es lamentable que algunos oficiales no entiendan el compromiso que tenemos con la seguridad de los ciudadanos de Hermosillo, anoche se arrestó a los policías, lamentablemente ellos faltaron y lamentablemente tenemos hoy un caso que ya están siendo judicializado, vamos a combatir la corrupción y ningún elemento va a contar con impunidad, agradezco la valentía de la ciudadana, del general Gilberto Landeros Briseño y a la Fiscalía por su celeridad, espero que el juez determine conforme a derecho, respetando los derechos de la ciudadana y los imputados y sobre todo que se haga justicia”, expresó la presidenta municipal.

Aquí es importante hacer un alto, y señalar que es muy importante que se haya procedido contra losa gentes, sin embargo resulta fundamental no detener ahí las situaciones y que el proceso de depuración de la corporación municipal siga adelante, se terminen de aplicar los exámenes de control confianza, se determine quienes de los agentes son aptos para portar el uniforme y realizar labores de seguridad y que los ciudadanos podamos recuperar la certeza de que los agentes están ahí para cumplir con su cometido, es que servir y proteger al ciudadano.

En agosto pasado se inició en Hermosillo junto a otros 4 municipios, con un proceso de renovación de la Policía Municipal y justamente se incorporó al mando militar Gilberto Landeros para poner orden al interior de la corporación, con el ánimo de tener una estrategia que permita ejecutar un nuevo plan de seguridad para Hermosillo.

El asunto es que 4 meses después queda claro que esto no se ha completado, que han faltado recursos y que las fuerzas a su cargo no se han depurado y que los ciudadanos no podemos tener una certeza clara  de nuestra seguridad cuando una patrulla nos hace el alto. Sin duda es fundamental que se avance a la voz de ya con este tema.

Correspondencia a demiandu1@me.com

Anuncios

LEAVE A REPLY

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre