Agencias

Durante la presentación del Plan Nacional de Infraestructura, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no existen diferencias ni problemas con los inversionistas nacionales.

«No tenemos ninguna diferencia, ningún problema con el sector empresarial, hemos procurado mantener buenas relaciones y agradezco mucho que los representantes empresariales estén actuando con mucha responsabilidad», expresó este martes.

Ante empresarios en el Salón Tesorería de Palacio Nacional, el mandatario reconoció la intervención de Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y Antonio del Valle, líder del Consejo Mexicano de Negocios (CMN) como intermediarios tras el desencuentro con empresarios del gas.

«Los empresarios tienen comunicación con nosotros, Carlos Salazar, lo mismo que Antonio del Valle, que nos ayudan e intervienen cuando hay controversias como fue el caso del gas. Nos llevó un tiempo, pero no se tuvo que ir a tribunales internacionales, mediante diálogo se llegó a un acuerdo, esto garantiza que tengamos gas para 20 años», afirmó.

Refirió que luego de ese conflicto, se dialogó con las empresas y su Gobierno respetó los acuerdos que, incluso, se habían establecido en administraciones anteriores, mientras que, por parte los integrantes de la iniciativa privada, hubo una reducción con en el cobro de las tarifas y se llegó a un acuerdo.

En este marco, López Obrador indicó que en su administración nadie está «marginado ni vilipendiado» ya que gobierna para todas las clases sociales.

Anuncios

LEAVE A REPLY

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre