Agencias

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo este miércoles que la detención de Genaro García Luna en EU, exsecretario de Seguridad, quien está acusado de recibir sobornos del narcotráfico y falso testimonio, no será aprovechada para atacar al expresidente Felipe Calderón.

El mandatario señaló, durante la conferencia de prensa matutina, que será la justicia la encargada de determinar si Calderón está implicado en los sobornos que supuestamente recibió García Luna de parte del Cártel de Sinaloa, pero que antes de las investigaciones no se puede establecer un juicio ‘lapidario’.

«Yo no quiero que se piense que estamos aprovechando esta circunstancia para atacar a Calderón, aún con todo el daño que nos hizo, no solo a mi, al país», señaló López Obrador.

«Yo no hago ‘leña del árbol caído’. Va a ser la justicia la encargada de este asunto y no puedo adelantar vísperas, hacer un juicio lapidario, no puedo condenar a nadie, ni a Calderón ni a nadie, Incluso García Luna es presunto responsable de delito», agregó.

Reiteró que el ‘fuerte’ de su Gobierno no es la venganza ni la persecución política a los opositores, aunque consideró que la detención de García Luna es una derrota para el régimen anterior.

«Un régimen autoritario, corrupto. Es un elemento de prueba de que ese modelo fracasó», señaló.

Recordó que antes de crear la Guardia Nacional había defensores de los Derechos Humanos que se oponían a la desaparición de la Policía Federal, cuando llevaba tiempo sin resultados y sin profesionalismo.

Indicó que pese a que no es perseguidor de nadie, tampoco sería cómplice en caso de que las investigaciones impliquen a algún otro exfuncionario, o incluso, a Felipe Calderón.

López Obrador señaló que la lección derivada de la detención de García Luna es que la ambición al dinero es perversa y que la felicidad que genera es efímera, por lo que es relevante destacar valores como la honestidad.

Anuncios

LEAVE A REPLY

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre