VORTICE… En Síntesis

POR: BRISA RETANO

Llegó el 8 de marzo y mujeres de todas las edades tendrían un mismo punto de reunión, las escalinatas del Museo y Biblioteca de la Universidad de Sonora. Consignas como “Esta Revolución es Feminista”, “Alto al Feminicidio” y “Aborto Legal Ya”  se podían leer en las mantas más grandes que cargaba el contingente. 
Al unísono de “ni una más, ni una asesinada más”, avanzó el multitudinario grupo que en su mayoría se integraba de mujeres de nivel bachiller y universitario. Algunas caras de la vieja guardia feminista se dejaron ver, entre ellas Monica Soto que avanzaba al frente del contingente de los pañuelos verdes.

Compañeras reporteras de diferentes medios de comunicación consignábamos en nuestros teléfonos celulares, cámaras de video y fotografía la mayor marcha feminista en la historia de Sonora, poco más de 5 mil integrantes se calcularon. A través de nuestras redes sociales y medios de comunicación dábamos cuenta paso a paso del avance del contingente. En su mayoría los compañeros varones acataron lo dispuesto por los grupos convocantes de no acudir o marchar al final, pero hubo quienes fueron omisos y sufrieron las consecuencias.

Durante el trayecto el grupo se encontró con calles encharcadas de agua de lluvia, las cuales no limitaron los ánimos sino al contrario, entre más obstáculos en el camino aquella multitud de mujeres parecían llenarse de más energía, con lo que muchas optaron abrirse a paso firme y retador; otras únicamente esquivaron las charcos marchando hasta el final.

De lo anterior podemos comentar que durante el trayecto se respetaron las instalaciones de los comercios, pero no sucedió lo mismo con el Palacio de Municipal y la Catedral de Hermosillo.

A Célida López le llegó un recordatorio en las paredes de Palacio Municipal, y aunque la alcaldesa de Hermosillo dispuso de elementos policiacos para la marcha, fue hasta el final cuando llegaron numerosos elementos municipales y de la PEI a resguardar la Catedral y a un grupo de feligreses que entre rezos y cadenas de oración reparaban las pintas realizadas por un grupo radical de mujeres. También al lugar, ya finalizada la marcha llegaron unas 4 ambulancias y personal de bomberos. 

Creo que desde que quemaron la puerta principal de la Catedral no se presentaba un evento de esta naturaleza. Debo decir a favor de quienes convocaron a la marcha, que se estuvo llamando a la no violencia desde un principio, reiterando incluso en el kiosco de la plaza Zaragoza donde se realizó el evento culminante.

Contrario a lo ocurrido en el municipio y Catedral, el Palacio de Gobierno pasó desapercibido, incluso ni se lanzaron consignas frente a ese edificio.

En más sobre los hechos, fue lamentable presenciar el enfrentamiento entre una las integrantes de la marcha y un hombre que grababa con su celular lo que ocurría en Catedral. El video de las agresiones trascendió en redes, pero hay que decir que a esas horas de la noche no era el único hombre grabando y tomando fotografías de lo que ahí ocurría. Podemos decir que fue en ese momento donde finalizó la petición hacia los varones de no mezclarse entre los grupos feministas para filmar o captar imágenes.

En redes sociales también se lanzaron campañas dirigidas al Día Internacional de Mujer y 9 de marzo con diferentes marcos de perfil, por ejemplo en Face Book, algunas leyendas fueron: ¿La has visto? DESAPARECIDA, fue vista por última vez en México el día 8 de marzo. 

A la anterior campaña accedí luego de que mi hija de 18 años me invitara a formar parte, pues con ello se buscaba concientizar y reflexionar sobre aquellas mujeres que han desaparecido y las autoridades no dan respuesta. Aquí los usurarios de la red social reaccionaron en diversas formas, o posiblemente no entendieron la campaña, pues algunos al ver mi fotografía de perfil con ese marco lo tomaron a broma indicando que les divertía o les gustaba; otros, me tildaron de no ser seria y tener poca creatividad, incluso quienes presumen ser feministas pero pertenecen a una añeja generación me criticaron, y desde aquí les digo a esas “feministas” que primero se informen antes de lanzar comentarios y críticas sobre las campañas en contra de la violencia hacia a la mujer. Que a decir verdad, pueden ser o no de su agrado, o posiblemente no entender los actuales canales de comunicación, pues no todas las campañas tienen origen en el ISM o en el Gobierno del Estado, de las que seguramente están muy pendientes.

Otras leyendas en redes sociales fueron: “Este perfil está en paro #UnDíaSinNosotras”, “Yo regreso el martes… Ellas ya no pueden”, “Mi humana no está, salió a hacer historia” y #NOSVANAVERJUNTAS, entre otras.

Por su parte, la gobernadora Pavlovich optó en su perfil personal por la campaña #UnDíaSinNosotras tanto en twitter como en Facebook. Días antes la mandataria hizo llegar al Congreso del Estado un paquete de Reformas con el objeto de que las mujeres no sean violentadas y acosadas mediante el llamado “ciberacoso”.

En el tema de las pintas a la Catedral en donde ninguna persona allí adentro salió herida o golpeada, me parecen muy duros los enjuiciamientos lanzados por la ciudadania y más por otras mujeres, respecto a los hechos con los que finalizó ese día, y en donde ganó mayor cobertura en medios y espacios en planas en diarios y redes sociales, a todos ellos les recuerdo que no hay que olvidar la principal exigencia.

Yo sí estuve en la marcha del Día Internacional de la Mujer.

Yo sí fui a la marcha a pedir alto a los feminicidios.

Yo sí fui a la marcha a exigir que terminaran las violaciones.

Yo sí fui a la marcha a exigir que terminara el acoso sexual.

Yo sí fui a la marcha a exigir que ya no se diera más la violencia contra la mujer.

Yo sí fui a la marcha a pedir que ya no hubiera más impunidad.

Yo sí fui a la marcha a exigir justicia para las que ya no están.

 Yo sí fui a la marcha a exigir seguridad para todas.

Yo sí fui a la marcha a exigir que terminara esta desigualdad entre hombres y mujeres.

Yo sí fui a la marcha a pedir las mismas oportunidades para las mujeres.

Yo sí fui a la marcha a pedir que terminara la discriminación hacia la mujer.

Yo sí fui a la marcha a exigir a las autoridades que atiendan nuestras demandas

Desde mi ver, el Día Internacional de la Mujer y #UnDíaSinNosotras es un parteaguas en la historia de nuestro estado y nuestro país.
Urge que entiendan y atiendan.
El sol sale.

Correo: brisarz@yahoo.com

Anuncios

Dejar respuesta

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre