Demian Duarte, corresponsal

CIUDAD DE MÉXICO.- México fue declarado en fase 2 en la contingencia de salud ligada a la pandemia de Covid-19 o Coronavirus, lo que implica nuevas medidas de prevención para evitar contagios, situación en la que las autoridades del sector salud han atendido de manera anticipada las distintas etapas, aseguró el subsecretario de Prevención y Promoción a la Salud del gobierno federal Hugo López-Gatell Ramírez.

El funcionario llamó a la calma y a evitar medidas de contención que vulneren las libertades individuales como toques de queda y otras situaciones, pues aunque puede ser una herramienta, el efecto de la pandemia en el país no lo hace necesario.

“La restricción de movilidad puede ser una medida de salud pública, pero no debe utilizarse como una primera herramienta, esta es una herramienta extrema que se reserva a las situaciones hipotéticas de que se perdiera la capacidad de control. Lejos estamos de ello, hemos podido seguir esta epidemia en cada una de sus fases y esto nos ha permitido trazar horizontes claros, horizontes claros que nos han permitido que con una antelación de varias semanas podamos poner en práctica los recursos, las herramientas, el personal y los métodos necesarios para la contención y la mitigación”, apuntó.

“Declaro y reitero, las medidas extremas son parte del repertorio de salud pública, pero lejos estamos de necesitar medidas que vulneren la vida pública o que afecten a las garantías individuales”, subrayó.

El doctor que también es el vocero del gobierno federal ante la crisis de salud, reiteró que el país está listo para enfrentar la situación  y que fue el primer país en incorporar un esquema completo de prevención a la pandemia a fin de evitar contagios masivos, lo que hasta el momento ha dado resultados.

Dijo que desde el inicio de la pandemia el 31 de diciembre, los sistemas monitoreo ayudar a identificar el riesgo y permitieron una preparación  oportuna ante el peligro del Covid-19.

“Pudimos construir un repertorio muy amplio de documentos guía, de lineamientos técnicos que se sintetizan o convergen en tres documentos fundamentales:

El Lineamiento de vigilancia epidemiológica y diagnóstico por laboratorio, que ha tenido ya cinco revisiones de acuerdo al proceso de evolución de esta epidemia. El Lineamiento de atención médica para todos los niveles de atención. La Guía de los procesos de control de infecciones, que aplica no solamente para el ámbito concreto de salud, sino para todos los espacios públicos y privados que pueden existir en el país”, destacó.

López-Gatell señaló que hubo espacio para vincular a todo el sistema de salud y así disponer de una visión amplia, con un horizonte de mediano plazo para la preparación y unos horizontes de mediano y largo plazo para la recuperación en las distintas consecuencias que esta epidemia puede tener.

En ese sentido dijo que la segunda fase era inevitable, pues ya hay transmisión  comunitaria y anticipó que también llegará la fase 3, lo que implica implementar estrategias colectivas, estrategias masivas que corresponden al capítulo técnico de mitigación comunitaria y nos van a permitir ser aún más eficientes en reducir la velocidad de propagación, contribuyendo al esfuerzo inicial, centrado particularmente en la contención.

“Tenemos hasta ayer por la tarde 367 casos acumulados que han sido confirmados, asimismo mil 865 fueron en su momento estudiados como casos sospechosos. Se contribuyó a la contención en la medida en que se instrumentaron las medidas de aislamiento, pero también hoy sabemos que esos mil 865 han sido descartados, continúan en estudio y esta es una cifra variable de día a día, 826 que son estudiados cada día con la posibilidad de que pudieran ser casos confirmados y el resultado de que lo sean o sean en su momento descartados”, resaltó.

El subsecretario reiteró que el Coronavirus es una enfermedad que se autocontrola por la respuesta inmune del organismo y en un periodo de aproximadamente siete a 10 días, máximo 14 días, desaparece espontáneamente.

“Esto ocurre en casi 90 por ciento de los casos, nueve de cada 10 no van a necesitar ninguna atención avanzada, no van a necesitar hospitalización y su riesgo de complicaciones es significativamente bajo”, anotó.

También anticipó que las zonas más susceptibles a la transmisión son la Ciudad de México y su zona conurbada, Monterreey y Guadalajara, además de algunas zonas turísticas.

López-Gatell también vaticinó que en México la pandemia tendrá un comportamiento distinto a otros países, pues lejos de convertirse en una enfermedad masiva, tendrá un efecto reducido, aunque de mayo duración.

“El inicio de la fase dos lo que nos permite es trazar el horizonte para los siguientes 30 a 40 días en donde empezaremos a visualizar que México, por haber anticipado dos semanas antes las medidas generales, las medidas masivas que tienen los mayores impactos tanto en reducir la transmisión y desafortunadamente también en las consecuencias sociales, vamos a poder doblar la curva, vamos a poder tener menor transmisión”, declaró.

En ese sentido dijo: “Quiero ser muy claro, seguiremos teniendo transmisión, la expectativa no es terminar con la epidemia de un momento a otro. También quiero ser claro que el éxito en la reducción de la transmisión, en vez de llevarnos a una epidemia corta, nos va a llevar a una epidemia más larga”.

Aseguró que esto permitirá en México  administrar el riesgo e impedir que el sistema de salud Leda colapsar. 

“En términos de mortalidad, mientras que muy triste y desafortunadamente algunos países ya tienen decenas, centenas o millares, nosotros apenas tenemos cuatro, muy desafortunadas, pero sólo cuatro muertes. Italia tiene cinco mil 476 muertes, en España han muerto mil 720 personas, en Francia las defunciones ya se suman en 674, mientras que en Estados Unidos hay 407 decesos atribuibles a COVID y, por su parte, Alemania tiene ya casi 100, tiene 94 personas fallecidas relacionadas con la epidemia. México tiene cuatro, México encuentra, por lo tanto, el área de oportunidad, la aprovecha y la usa con base en ciencia y con base en los métodos de la salud pública. Vamos a ver qué elementos se definen formalmente a partir del día de hoy y en términos de su soporte legal”, manifestó.

En ese sentido llamó a aplicar el esquema de sana distancia y adoptar medidas de prevención, como es la higiene y el lavado constante de manos.

Hugo López-Gatell reiteró las medidas de salud señalando:

En primer lugar, proteger y cuidar a las personas adultas mayores y otros grupos de mayor riesgo. Como ya hemos dicho, las personas mayores a 65 años tienen un riesgo cada vez más grande conforme tienen mayor edad para complicarse o incluso para morir; hay que estar muy al pendiente, no solamente ellas mismas, sino también su familia, su comunidad, la sociedad en su conjunto y desde luego el gobierno.

Tenemos que cuidar a nuestros adultos mayores, son la memoria histórica de nuestra patria y no podemos permitirnos que por omisiones les dejemos caer en una situación de adversidad.

Lo segundo es suspender las clases en todo el Sistema Educativo Nacional. Esto ya desde ayer, 23 de marzo y hasta el 19 de abril; aprovechando las dos semanas de vacaciones ya programadas, agregamos otras dos y tenemos un mes completo de sana distancia en todo el Sistema Educativo Nacional.

Asimismo, hemos definido suspender temporalmente por las mismas fechas eventos y reuniones de concentración de 100 personas o más. Hemos puesto un límite razonablemente bajo para este límite crítico de concentración.

Todas las reuniones privadas, públicas, sociales o gubernamentales deben ser evitadas durante todo ese mes para que se reduzca la propagación. Este es un mecanismo efectivo de prevención para quienes participarían en esas reuniones, pero también para toda la colectividad.

Asimismo, suspender temporalmente actividades laborales, pero ¿cuáles?, aquellas que impliquen la movilización de personas de sus domicilios al trabajo y de regreso, o que estén llevando a la movilización en el espacio público, esto en todos los sectores de la sociedad, el público, el privado y el social.

Ahora, aquí es muy importante, las instituciones, las organizaciones privadas y sociales no pueden parar porque de ellas dependemos todos y todas en este país, la producción de alimentos, la logística básica, los servicios dependen de todas estas organizaciones.

Entonces, conjuntamente con esta medida de suspender las actividades laborales que impliquen la movilización o reunión de personas, se ha solicitado que todas las organizaciones, dependencias y entidades pongan en práctica sus planes de continuidad de operaciones para garantizar el funcionamiento y el logro de la misión fundamental de ellas, y además los derechos tanto de los trabajadores y las trabajadoras, como de las personas usuarias de sus servicios.

Por último, pero no menos importante, continuar en una acción más intensiva y dedicada las distintas medidas de higiene básica, higiene pública e higiene individual: el lavado continuo de manos con agua y jabón; y si no hay agua o jabón, con sustancias antisépticas; el proteger el estornudo, tapando nariz y boca con el antebrazo; y también que quien esté con síntomas, se quede en casa, se quede en casa, se quede en casa toda persona que pudiera tener síntomas y que no tenga riesgo de complicarse, que es la gran mayoría, que se quede en casa por 15 día para que no transmita a otros.

Enfatizamos, si se es un adulto mayor, una mujer embarazada o una persona con enfermedades crónicas, en particular diabetes, hipertensión, obesidad y enfermedad pulmonar o cardiaca, así como enfermedad renal o cualquier causa de supresión del sistema inmune, no esperar, hay que acudir a evaluación médica para prevenir las complicaciones.

Por último, y anticipándonos a la siguiente fase que también vendrá, que es la fase tres, en donde pudiera existir transmisión generalizada, es la fase en donde nuestro Sistema Nacional de Salud va a tener retos importantes, pero esos retos se pueden solventar si el sistema está organizado, si el sistema mantiene alta la moral.

Anuncios

Dejar respuesta

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre