Pasión por los Negocios

Por Demian Duarte

La verdad fuimos pocos los que tuvimos confianza en que el gobierno de la Cuarta Transformación lograría aplanar la curva de la Pandemia de Coronavirus, en base a una estrategia bien determinada y sobre todo ejecutada casi a la perfección.

El autor es periodista con 30 años de experiencia, especializado en asuntos de economía y política, usted lo puede seguir en twitter a través de @demiandu y enviarle correo electrónico a demiandu1@me.com

Muchas voces pesimistas, mucha negatividad, incredulidad y hasta ganas entre algunos de que las cosas le fueran mal al gobierno de Andrés Manuel López Obrador ante el mayor reto que ha enfrentado, fueron las que yo escuché, y aunque todo esto significase tener ganas de ir al suicidio colectivo, aceptar nuestro fracaso como país, como sociedad y como nación, la realidad es que todo esto existió, vamos incluso medios de comunicación deseando con todas sus fuerzas que el sistema de salud se saturara para después ir a un colapso al estilo de lo que ocurrió en Italia y España, con comunicadores deseosos de ver escenas dantescas de cadáveres acumulados en las calles y servicios funerarios rebasados.

Hoy que se acerca el ACME de la tendencia, podemos observar que aunque a mayor velocidad de contagio y transmisión, la realidad del Covid-19 en México se aleja también de manera acelerada de esos oscuros propósitos, la expectativa es que la pandemia deje en México alrededor de 6 mil fallecimientos, muchos de ellos ligados a otras epidemias que pesan sobre la salud pública, como la obesidad, la diabetes, las enfermedades crónico degenerativas, el tabaquismo, la vida sedentaria, el consumo de productos industrializados, la ingesta excesiva de azúcar y harinas y la ausencia total de actividad física, es decir el Coronavirus pudo detenerse desde mucho antes de existir si tan solo todos los mexicanos hubiésemos tenido la conciencia de que llevar una vida sana, alimentarnos bien, no fumar y hacer ejercicio tenían que ser parte de nuestras vidas.

La realidad en México dista mucho de esos parámetros y por esa causa es que el Coronavirus alcanzará una tasa mayor de muertos de los aceptables.

Sin embargo hoy 6 de mayo, en la víspera de que se alcance el punto máximo de contagio, podemos decir que no nos va tan mal, de hecho México es uno de los países que de mejor modo han enfrentado el reto, hemos aplanado la famosa curva y logrado evitar que los sistemas de salud colapsen.

Hasta el momento de escribir esta columna, en el país se reportaron 27 mil 634 casos totales, 2 mil 704 fallecimientos y 7 mil 149 casos activos, lo que en comparación otras experiencias ubica las tendencias, tasas de contagio y mortalidad en niveles mucho muy menores, aunque hay estadísticas muy preocupantes como la tasa de letalidad que en Sonora rebasa el 10%.

La noticia alentadora es que de acuerdo a los modelos matemáticos que predicen el comportamiento de la enfermedad la salida ya se ve en el horizonte, pues el punto máximo de contagio se dará en la Ciudad de México este 8 de mayo, se estima que para Sonora esto se dará también en una fecha cercana al 10 de mayo y esto significa que a partir de esos momentos la tendencia viene a la baja.

Ojo es importante aclararlo, “aplanar la curva” no es igual a desaparecer la enfermedad, no significa que el problema se acabó, ni mucho menos, más bien lo que quiere decir es que la enfermedad está bajo control y que si bien persistirán los contagios, habrá capacidad en el sistema de salud para atender a los enfermos, sean leves o graves, lo que es garantía de que conservaremos la salud pública y que no llegarán esas imágenes que muchos agoreros del desastre (y malos mexicanos debo añadir) desearon para su país.

Esto implica también que tendremos que aprender a vivir con la enfermedad, muchos seguramente enfermaremos de Covid-19 en un momento u otro, y llegará el momento en que alcancemos la llamada “inmunidad colectiva”, sin embargo ninguna fecha, ni el 8 de mayo (o el 12 para Sonora) ni el 31 de mayo (que es cuando se asume se levantará la contingencia sanitaria) nos permitirán regresar a nuestras “vidas normales”, es decir el Coronavirus tendrá que dejarnos aprendizaje y uno muy especifico es como cuidar nuestra salud a partir de una estricta higiene, nuevos hábitos de alimentación y cuidado personal y medidas persistentes de distanciamiento, muy en especial para quienes se ubican en grupos de los llamados vulnerables, aunque también deben de ser medidas que asumamos los demás para evitar convertirnos en medio de contagio.

También es fundamental ver los escenarios de lo que se viene, ya que el gran reto que enfrentaremos como sociedad será la recuperación del ciclo económico, pues la economía caerá irremediablemente por efecto de la paralización del país por 2 largos meses.

En este sentido creo que las medidas adoptadas por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador son las adecuadas para impulsar una rápida recuperación, y esto lo detallaré en artículo aparte pues resulta largo de explicar y de debatir sobre todo para quienes tienen la mente cerrada y no son capaces de entender como funciona el fenómeno económico; creo también que la confianza en el gobierno de parte de los ciudadanos crecerá de manera exponencial y que si hoy el 68% de la sociedad reconoce y acepta la estrategia seguida, estos números se dispararán al firmamento una vez que se confirmen las tendencias y México logre salir adelante de esta crisis de salud.

Naturalmente que esto dotará a nuestro país de un enorme prestigio internacional, que facilitará mucho las cosas cuando se trate de salir adelante de la otra crisis, la económica, pues se dice fácil, pero no es nada sencillo enfrentar una pandemia como la del Coronavirus y salir avante, por lo que creo que ese nuevo reto que habremos de enfrentar de forma inmediata también nos plantea enormes posibilidades de éxito.

Correspondencia a demiandu1@me.com

Dejar respuesta

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre