Demian Duarte

La delegación del Instituto Mexicano del Seguridad Social en Sonora decidió dar marcha atrás en la compra de 50 ventiladores con un sobre precio del 266%, mismos que originalmente se adquirirían por asignación directa a la persona física Daniela Judith Durazo García con una erogación de 65 millones de pesos.

Dicha operación decidida el 30 de abril fue justificada como una compra urgente a fin de equipar a distintas unidades médicas del Instituto en Sonora a raíz de la contingencia de salud relacionada a la pandemia de Coronavirus, razón por la que se decidió adquirir un total de 65 equipos de respiración asistida por un total de 81 millones de pesos, 50 de ellos a la persona física ya mencionada y otros 15 a la empresa Minaric S.A. de C.V. misma que los ofreció por 1 millón 271 mil pesos cada uno, dicha asignación directa fue dada a conocer por Pasión por los Negocios el 1 de mayo pasado, en un asunto que por su trascendencia y montos relacionados fue turnado a la Secretaría de la Función Pública del gobierno federal para su investigación.

La proveedora debió entregar 50 ventiladores de la marca Hamilton Medical, Modelo G5, procedentes de Inglaterra, en las  unidades médicas del IMSS de la siguiente manera 10 para el Hospital General de Zona (HGZ) No. 14, de Hermosillo; 15 para el HGZ 5, de Nogales; 10 para el HGZ 3, de Navojoa; y 15 más para el Hospital General Regional No. 1, en Ciudad Obregón. Cada equipo tiene en condiciones de mercado un valor de poco más de 400 mil pesos.

En el primer caso la delegación del IMSS que encabeza Jesús Zittle García acordó con Daniela Judith Durazo García pagar un 50% de anticipo por los 50 ventiladores, lo que representaba la erogación de 32.5 millones a favor de una persona física que por vez primera haría de proveedora de equipo médico para el Instituto y a pesar de que las reglas de compras impiden dar ese tipo de adelantos.

Sin embargo de acuerdo con la proveedora en cuestión, la delegación Sonora del IMSS determinó no entregarle el anticipo acordado, con lo que se canceló la operación. En cambio la compra de los otros 15 equipos a la firma Minaric si siguió adelante al no haber anticipos aunque sí un acuerdo de compra directa por 19 millones 70 mil pesos.

Dicha modificación fue documentada a través de un adendum al acta de asignación directa, donde se  canceló la entrega del anticipo. Dicho adendum se acordó el pasado 8 de mayo y aunque la persona que proveería los equipos mantuvo abierta la opción de entrarlos al valor acordado, su situación económica no le permitió cumplir con el acuerdo sin la entrega del mencionado anticipo.

Esta operación en Sonora se dio justo en el momento en que en la delegación Hidalgo se dio una compra similar de 20 ventiladores a la empresa Cyber Robotics Solutions, propiedad de León Manuel Bartlett Álvarez, hijo del director de la CFE Manuel Bartlett, operación que también fue cancelada después d ella entrega de los equipos, pues según el IMSS los los ventiladores no cumplieron con las especificaciones requeridas.

De acuerdo con el IMSS los ventiladores que se asignaron a compra directa se agregarían al equipo disponible que al 30 de marzo consistía en Sonora de 111 equipos, sin embargo al cancelarse la compra de 50 de ellos, finalmente dejó al instituto con 126 equipos en la entidad, mismos que se suman a la capacidad instalada del gobierno de Sonora y otras instituciones de salud privadas.

A la fecha Sonora reporta un 13 por ciento de ocupación de las camas equipadas con ventilador, en una fase en la que las autoridades de salud han manifestado que se encuentra el pico de la epidemia en la entidad.

Anuncios

Dejar respuesta

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre