CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente Andrés Manuel López Obrador informó durante su conferencia mañanera que en lo que va de julio se han perdido 30 mil empleos formales.

“En abril se perdieron 555 mil empleos, en mayo se redujo la pérdida a 340 mil, en junio, el mes pasado ya se redujo a 82 mil, tengo el dato de ayer de que ya la pérdida es de 30 mil”, expuso el mandatario. 

El presidente celebró, en paralelo, que en julio ya van tres días en los que no hay pérdida de empleo en los registros del IMSS, esto de acuerdo con los reportes diarios que envía el director general del instituto, Zoé Robledo.

“Llevamos tres días en donde no perdemos, sino que ya se está contratando, aunque sea pocos, a los trabajadores, y espero que terminemos julio con una situación de no pérdida de empleos. Es un proceso de recuperación”, expuso.

López Obrador reconoció a la gran mayoría de los empresarios por mantener sus plantillas laborales.

“En este caso lo que se hizo fue llamar a la solidaridad de los empresarios, y han respondido, de que no despidieran a sus trabajadores. Muchos mantienen a sus trabajadores ya en una situación también difícil, muchos no han cerrado sus establecimientos comerciales, sus pequeñas empresas, por sus trabajadores.

“El caso, por ejemplo, de restaurantes, en donde ahí están los meseros trabajando, claro, en una situación precaria, porque si están al 20, al 30 por ciento de su capacidad, pues había una compensación, una propina, que ya no reciben, que les ayudaba. Entonces, todo eso les ha afectado mucho”, expresó.

López Obrador dijo que su Gobierno se encuentra ocupado trabajando en la reactivación de la economía para que los trabajadores puedan ser recontratados y se generen más empleos, “en eso estamos”.

La pandemia por COVID-19 dejó un saldo de un millón 113 mil 677 empleos formales al primer semestre del 2020, como consecuencia de los efectos derivados de la emergencia sanitaria y las medidas de distanciamiento social y el paro de actividades económicas, de acuerdo con el IMSS.

En junio de 2020, mes en el que inició la “nueva normalidad”, se perdieron 83 mil 311 puestos de trabajo, una cifra que, si bien representa una desaceleración en la pérdida de empleos respecto a los meses de la Jornada Nacional de Sana Distancia, se trata de la cantidad más baja para un mismo mes desde junio de 2001.

De acuerdo con los datos del IMSS, entre marzo y mayo se perdieron un millón 30 mil 366 puestos de trabajo, por lo que, si a ese acumulado se suman los puestos de trabajo perdidos en junio, el saldo del COVID-19 al cierre del primer semestre de 2020 asciende a un millón 113 mil 677 empleos formales.

Agencias

Anuncios

Dejar respuesta

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre