La intención de voto por Morena, el partido del presidente López Obrador, subió veinte puntos entre mayo y septiembre, al pasar de 19 a 39 por ciento en ese periodo, y 7 puntos en el último mes. En contraste, el porcentaje de indecisos e indefinidos bajó de 48 a 31 por ciento, según revela la más reciente encuesta nacional de EL FINANCIERO.

Con este rebote en las preferencias del electorado, Morena se sitúa en los niveles que tuvo durante la segunda mitad de 2019, con poco menos de 40 por ciento de apoyo. Sin embargo, entre febrero y mayo el respaldo al partido gobernante se situó alrededor del 20 por ciento.

El avance de Morena podría estar ligado tanto a los aumentos que ha registrado la aprobación al Presidente en los últimos tres meses, que de junio a septiembre subió de 56 a 62 por ciento, así como al cambio en las percepciones sobre la situación económica.

De acuerdo con la encuesta, la opinión negativa sobre la economía personal y las perspectivas laborales era por lo menos 50 por ciento en abril, en los inicios del cierre de la actividad económica por la pandemia. Sin embargo, en agosto y septiembre se registró una disminución del pesimismo económico, con 41 y 36 por ciento en la valoración de la situación personal y las perspectivas laborales. Si bien el estado de ánimo económico sigue siendo pesimista, la valoración de las condiciones económicas ha cambiado en una dirección favorable.

En el caso de la situación económica del país, el 61 por ciento aún la califica como mala o muy mala, pero en julio así la calificaba el 70 por ciento; también ha habido una variación favorable.

Al preguntar si la persona entrevistada o algún familiar perdió su empleo o fuente de ingresos en los últimos tres meses, entre abril y agosto se registró 30 por ciento o más que respondía afirmativamente a algún familiar. En septiembre el porcentaje bajó a 25 por ciento.

Cualquiera que sea la razón del aumento en las preferencias por Morena rumbo a las elecciones de 2021, el avance es evidente también en imagen, al pasar la opinión favorable de 31 a 48 por ciento entre marzo y septiembre.

Las preferencias por el PAN y el PRI se mantienen estables, en torno al 11 por ciento para el blanquiazul y 10 por ciento para el tricolor. Sin embargo, ambos partidos cuentan con una imagen en su mayoría desfavorable. 

El PAN cuenta con 18 por ciento de opinión a su favor y 58 por ciento en contra, mientras que el PRI registra 12 por ciento de opinión positiva y 71 por ciento negativa. 

En el caso del PRD la opinión ha variado un poco más, en un sentido negativo, con 10 por ciento de positivos y 61 por ciento de negativos, su marca negativa más alta desde que inició el sexenio. Al comparar la aprobación presidencial con el apoyo a Morena, ambas continúan moviéndose en el mismo sentido: aumentos en la aprobación se ven reflejados en aumentos en el apoyo morenista. 

No obstante, los avances del Presidente en su apoyo popular han sido más modestos que el avance de Morena en las preferencias. Si las elecciones fueran hoy, Morena tendría una mayoría clara. Así van las preferencias a ocho meses para las elecciones.

Metodología: Encuesta nacional realizada por vía telefónica a 1,210 mexicanos adultos el 11-12, 18 y 25-26 de septiembre de 2020. Se hizo un muestreo probabilístico de teléfonos residenciales y celulares en las 32 entidades federativas. Con un nivel de confianza de 95%, el margen de error de las estimaciones es de +/-2.8 por ciento.

Patrocinio: El Financiero. Realización: Alejandro Moreno.

Dejar respuesta

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre