Demian Duarte

Ante el ascenso de la violencia ligada a la guerra por territorios y rutas de trasiego de drogas, personas, armas y dinero que sostienen en Sonora distintas organizaciones del crimen organizado el viernes tuvo lugar en Hermosillo una reunión de alto nivel a fin de definir una nueva estrategia que pare en seco los asesinatos y hechos de sangre en Cajeme, Guaymas, Empalme, Hermosillo y Caborca.

Dicha reunión fue encabezada por el todavía secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadaba, y contó con la presencia de los secretarios de la Defensa Nacional y la Marina, Luis Crescencio Sandoval y Rafael Ojeda, además de la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano.

Los alcaldes Sergio Pablo Mariscal, Celida López Cárdenas, Librado Macías, Sara Valles y Miguel Francisco Genesta Sesma participaron en la reunión que se realizó en la base de la fuerza Aérea 18, Coronel de Fuerza Aérea Piloto Aviador Diplomado de Estado Mayor Aéreo Enrique Gaona Mendoza, que se ubica en el Aeropuerto Internacional de Hermosillo.

El encuentro fue a puerta cerrada, sin embargo trascendió que se buscará implementar estrategias de control de la violencia, además de que se tiene identificados a los grupos criminales que tienen asoladas las distintas regiones, en especial en situaciones de trasiego de drogas, tráfico de personas, además de control de los mercados de narcomenudeo en las ciudades de esos municipios.

Otro fenómeno que se busca combatir es la introducción de armas desde Estados Unidos, así como el ingreso de grandes cantidades de efectivo desde ese país, resultado de la venta de droga.

En agosto del 2019 de había definido un plan para reforzar la seguridad con el reemplazo de los mandos policiales por militares, sin embargo la violencia del narcotrafico sigue creciendo en esos municipios.

Dejar respuesta

Dejanos tu comentario
Por favor escribe tu nombre