Afrontaré retos formidables, pero emprenderé la transformación de Sonora, dice el aspirante a la gubernatura

0
68

Entrevista: Alfonso Durazo y el reto de renovar Sonora

Por Brisa Retano y Demian Duarte

El proyecto de impulsar un cambio de fondo en Sonora y con ello modificar el curso de la historia parece por momentos una de las historias más complejas al alcance, sin embargo Alfonso Durazo Montaño, el aspirante a candidato del partido Morena a la gubernatura de Sonora, se dice bien dispuesto a emprender tan formidable emprendimiento.

De hecho convoca a los mejores sonorenses a participar en su plan y dice que a él no le acompleja la gente talentosa, de hecho asegura que su expectativa que lo mejor que tiene el estado se incorpore a su eventual gobierno, claro está, una vez que se emitan las convocatorias respectivas, inicien las campañas y se dé la ansiada elección del 6 de junio de 2021.

En vía de mientras Alfonso Durazo, el hasta hace unos días titular de la poderosa Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, ex secretario particular de Luis Donaldo Colosio y de Vicente Fox Quesada, solo ofrece sus puntos de vista y asegura que a Sonora le vendría bien un proyecto de estado similar al que impulsa en estos momentos el presidente Andrés Manuel López Obrador para México.

De hecho pregona, “Por el bien de Sonora, primero los pobres”, “Combate a la corrupción”, “Estado de Bienestar”, “Separar el poder político del poder económico”, “desplazar sin aspavientos y sin persecución a los que en los últimos 20 años mantuvieron secuestrado el poder en Sonora”, y así, en un mensaje que pareciera por momentos calcad de las palabras del líder de la Cuarta Transformación en México, aunque con sus matices.

Durazo Montaño habla de la necesidad de hacer resurgir a Sonora, del enorme potencial que tiene el estado y de cómo es precisamente que el secuestro de la entidad por una camarilla desde los años 90 del siglo pasado, lo que le ha restado competitividad y la posibilidad de ir a la vanguardia en crecimiento.

El aspirante a candidato conoce sus errores y debilidades, habla de Lilly Téllez García y de otros actuales gobernantes y legisladores que él mismo insaculó para participar como candidatos de Morena en el 2018 y asegura que a ellas y ellos se les puede perdonar la falta de experiencia en sus responsabilidades y por ende la falta de resultados, sin embargo considera que lo único imperdonable sería que ellos hubiesen caído en corrupción.

El oriundo de Bavispe, de la sierra, se dice orgulloso de sus orígenes, y manifiesta que su proyecto de figurar como el próximo gobernador de Sonora es un proyecto largamente acariciado, interrumpido si acaso por las balas que cegaron la vida de Luis Donaldo Colosio hace 26 años.

En ese sentido se dice nacido para servir y gobernar… Alfonso Durazo Montaño ya fue seleccionado por el Consejo Político Estatal de su partido como “candidato de consenso”, una figura que consideran los estatutos de ese instituto político, no obstante se dice dispuesto a competir en una interna, de darse las circunstancias.

De hecho renunció a su cargo en el puesto que le confirió Andrés Manuel López Obrador, luego de que este mismo conminó a sus colaboradores a dejar sus cargos antes del 31 de octubre pasado, y a pesar de la insistencia del mismo presidente por convencerle a permanecer en su cargo.

“Hicimos un trabajo de 2 años, muchas cosas parea ser eficaces en el combate a la inseguridad, en especial en la construcción de la Guardia Nacional y obtuvimos resultados, en 21 estados logramos reducir la incidencia criminal, en especial el homicidio doloso”, recalcó para reconocer que en el caso de Sonora no se dio está circunstancia, pues aquí por circunstancias particulares este tipo delictivo aumentó un 27%.

Del aprendizaje como funcionario de primera línea en el gobierno federal, sostuvo que la principal es la tenacidad del presidente, pues sin ella no sería posible coordinar un gobierno como el que encabeza.

“Ahora te diré ser secretario de estado con López Obrador perdió el glamour, no hay excesos, y nos requirió de una fuerte disciplina, yo iniciaba a las 5 de la mañana y me seguía ahí en reuniones hasta las 9 o 10 de la mañana en reuniones”, manifiesta.

Esa austeridad es esencial para la federación, y creo que eso se debe hacer así en Sonora, las finanzas del estado están en terapia intensiva, advierte.

—Lo que tenemos que hacer es aplicar los principios de la Cuarta Transformación aquí e Sonora para que te alcance la lana, de lo contrario no vamos a salir adelante, postula.

“Necesitamos como número 1 de austeridad, dejar de gastar en todo aquello que representan los oropeles del poder”.

“Número 2, combatir la corrupción, que nos cuesta miles de millones de pesos a los sonorenses”.

“Número 3, tenemos que gastar en aquello que es prioritario para el interés general”, dice.

Alfonso Durazo anota que el mandato para su eventual gobierno serán los clásicos de López Obrador: “No robar, no mentir y no traicionar al pueblo”.

Nadie —acota— tiene porque escandalizarse por eso, ni los empresarios, vamos a hacer lo prioritario para todos, no para un grupo de poder y vamos a ser no un poco austeros, vamos a ser totalmente austeros, porque si no, no te alcanza el dinero.

“Hay excesos en el gobierno, por ejemplo el Congreso del Estado nos cuesta más que la Universidad de Sonora, y a lo mejor está bien, pero quizás eso esté mal, yo lo que opino es que el gobierno del estado debe tener un compromiso total con los jóvenes, para que tengan oportunidades y que impulsen la competitividad del estado y además se alejen además de ser las reservas del crimen organizado”, manifiesta.

—¿Cuáles son tus virtudes en tu punto de vista?

—Soy un hombre formado para servir al estado, si me viera obligado a definirme sin pena, yo diría que yo sirvo para servir.

Y además yo puedo decir con la conciencia tranquila y la lengua larga que a mi nadie me ha centaveado en tantos años, me considero un caso de excepción, en este mundo plagado de corrupción, trabajé junto a Luis Donaldo Colosio en un momento y en mundo en el que nadie cuestionaba la corrupción, incluso la justificaban.

— Puesto al revés, te cuestionan la falta de resultados como secretario de Seguridad Pública ¿Qué les respondes a tus críticos?

—Primero qué hay puntos de vista que no parte de un análisis sino de un posicionamiento político y es entendible, me han cuestionado sobre la Guardia Nacional, que tiene un año de existir, cuando corporaciones similares son centenarias, por lo que debe dársele la oportunidad.

La Policía Federal llegó a tener solo 200 elementos en Sonora, hoy la Guardia Nacional tiene 2 mil 690 elementos en el estado, y no viene a suplir el trabajo de las corporaciones estatales o municipales, viene a respaldarlos.

Una parte de esos cuestionamientos son políticos, otros vienen de la molestia de la gente por la tardanza en recuperar la tranquilidad.

Les respondo que en estos 2 años dotamos al gobierno de los elementos imprescindibles para darles seguridad a los ciudadanos, con 18 mil elementos no puedes dar seguridad a un país con 130 millones de habitantes y con más de 2 millones de kilómetros cuadrados de territorio, no nos hagamos locos…

—En el tema de los feminicidios ¿Cómo se explica esta situación?

—Sería fácil decir que es una reclasificación y aunque no nos guste hay que admitir que tenemos un problema, las fuerzas de seguridad deben hacer su parte, no es solo de la policía el tema, también hay un componente cultural del respeto a la expresión de género el machismo persiste como problema y debemos instituir una cultura de respeto a las mujeres y quizás eso nos tome tiempo.

Sin embargo es responsabilidad del gobierno el impulsar una cultura de respeto a la mujer e impulsar protocolos de seguridad, y de implementar medidas en los cuerpos de procuración y administración de justicia.

Es un problema real, que debe atenderse desde la perspectiva de construir una cultura de respeto a la condición de género.

—¿Qué le aprendiste a López Obrador?

—Qué es un hombre dedicado en cuerpo y alma al impulso de su responsabilidad, yo llegué a su gobierno con una disciplina de trabajo, pero acepto que debí aprender a desarrollar mi responsabilidad con ese tinte de responsabilidad que le da a su gobierno, la otra es la austreridad.

—¿Qué nos puedes decir del “culiacanazo”?

—No es el hecho de más impacto que me tocó enfrentar como secretario, a mi me impactaron más las explosiones de Tlanehuilpan.

En Culiacán, se buscó por meses a un objetivo criminal, pero después de meses apareció en un domicilio, y un grupo que estaba en esa misión se precipitó a ir por él, sin embargo no tenían el sustento jurídico, porque de qué sirve ir tras él y aprenderlo si no tienes las órdenes de cateo… Si se lo hubieran llevado al ministerio público, lo hubieran tenido que liberar.

Lo más grave no es eso, el hecho es que no estaban preparados en términos de fuerza, porque tu no vas y detienes a un presunto criminal de ese tamaño con un grupo de apoyo de 30 elementos.

Ellos movilizaron a todos los sicarios de Culiacán y enfrentar a toda esa movilización de criminales, hubiera representado un saldo enorme en vidas, siendo que lo podremos detener en otro momento.

Por eso la decisión de retirarnos fue lo más sensato, no obstante puedo decir que nuestra decisión salvaguardó la vida de mucha gente en Culiacán.

—¿Qué nos dices de tu decisión de incluir a Lilly Téllez como cabeza de fórmula al Senado por Sonora?

—Fue invitada a ser candidata y ella nos rechazó, fueron meses de convencimiento y cuando aceptó el acuerdo fue respetar su condición ciudadana.

No me sorprendo, pero no me gusta, ojalá hubiera permanecido en Morena y no me gusta su cercanía al PAN.

Algo tenía que hacer porque no hubiera resistido sola, ella no es militante del PAN, pero a mi me hubiera gustado que permaneciera.

Lilly está en su legítima decisión de no permanecer en Morena, pero lamentablemente se fue al PAN.

—¿Esto cambiará la forma de elegir candidatos? Porque hay muchos perfiles más cerca de la izquierda…

—Hay que entender el momento, su invitación se dio 18 meses antes de la elección, nosotros invitamos a gente con el criterio de que no fueran corruptos, ella no lo es…

Esto fue antes de la ola de López Obrador y yo sinceramente metí a a mucha gente a empujones, porque nadie quiere ir a ser candidato para perder.

Ojalá no hubiese sido así, me encantaría que siguiésemos juntos, tenemos que hacer un esfuerzo para mejorar los mecanismos de selección de perfiles para postular candidatos. 

— Esto da pie a preguntar por todos los que llegaron, alcaldes, diputados, que han dejado sabor amargo por sus magros resultados o por haberse volteado ¿Qué garantías puedes dar de que ahora si los ciudadanos vamos a ser bien representados?

—Donde hay sabor amargo, hay en algunos casos intereses de poder medio, porque hay autoridades que no son anuentes con ellos.

Hay razones también de fondo, y yo respondo que puedo explicar la inexperiencia de algunos porque somos un partido de reciente creación y necesitamos formar a nuestros cuadros.

Es decir puedo explicar la inexperiencia, pero no podría explicar la corrupción… Pero no vamos a ser cómplices, no voy a meter las manos al fuego por un corrupto, no venimos a ser tapadera de nadie y sí, vamos a afinar los mecanismos de selección, de tal manera que los perfiles para las candidaturas sean los mejores.

Yo para la gubernatura veo que las condiciones van a ser muy complejas para el próximo gobierno, por la pandemia, por la economía, por el presupuesto, por el estado de las finanzas, o bien por la corrupción y la falta de elementos policiales.

Nuestro empeño debe ser formar un equipo del más alto nivel profesional y que sea gente socialmente comprometida, sensible y honesta, por eso debe haber apertura y lograr que Morena no solo gane sino que el futuro gobernador vaya cuerpeado por los mejores sonorenses disponibles para la tarea, con la condición de que sea socialmente comprometidos y honestos y de que tengan una visión progresista. 

—¿Que lleguen los mejores al gobierno…?

—Lo que puedo decir es que un gobierno demanda muchos perfiles, muchos cargos y tenemos que abrirnos, hay mucha gente primera que no se ha sumado porque nadie les ha dado la oportunidad, entonces vamos por ellos.

Yo tengo una ventaja, a mi no me acompleja el talento, a mi el talento me hace sentir bien, me gustaría que mi equipo sea mucho o más capaz que yo, para que cubran mis eventuales limitaciones.

Quiero a las mejores mujeres y a los mejores hombres sonorenses para la tarea de gobernar y con ellos vamos a sacar adelante al estado y no está fácil, pero hay razones fundadas para ser optimistas.

No queremos que el gobierno de Sonora permanezca como un instrumento de un grupo de poder hegemónico como ha sucedido por 30 o 40 años, el gobierno del estado va a estar controlado por el futuro gobernador y no por la cabeza de ese grupo de poder político o económico, ni mucho menos por terceros.

De esa manera vamos a hacer del gobierno un instrumento para ir por las cuestiones prioritarias por el interés general de la población.

Han secuestrado al gobierno por 30 años y no es altanería, no podemos seguir así y yo no puedo ir por la gubernatura y quedar a merced del mismo grupo, no tendría sentido para mi.

— Ahí está Beltrones, Bours, Padrés, gente que está con Claudia Pavlovich que no te tiene buenos deseos ¿Crees que está listo Sonora para esto?

—Yo creo que está listo… Los que no han estado a la altura de las circunstancias han sido los gobernantes.

El estado fue secuestrado por un grupo de poder y no se podía hacer nada.

Ahora no puede seguir así y aunque no voy a perseguir a nadie, te digo que buscaré ser gobernador y al llegar al poder, ejerceré como gobernador paras resolver los problemas del estado sin pasar por subordinaciones indignas.

Si no es así, no tendría ningún sentido perseguir la gubernatura.

—Comparas a Sonora con otros estados y observas elementos de baja en la competitividad…

—Es que hace 30 años Sonora era el segundo estado de la frontera en materia de competitividad, no se ha dado el crecimiento, no obstante que tenemos ventajas comparativas con estados como Chihuahua o Coahuila, y tenemos que verlo y atenderlo.

—Hay 24 mil millones de pesos en deuda que no se han podido pagar, son imposibles en las condiciones actuales…

—Es imposible mientras el gobierno siga gastado así.

Yo tengo definidas 5 prioridades en las que debemos meternos a fondo: salud, dinamización económica, inseguridad, oportunidades para jóvenes qué pasa por educación, capacitación y becas.

Yo soy un producto nato de la educación pública y de mis libros y yo originario de Bavispe no tendría posibilidad de haber estado donde he estado sin mi escuela, mis libros y mis maestros.

—¿Por el bien de Sonora, primero los pobres… Pero por dónde vas?

—Sí primero los pobres y no hay que asustarnos, agrego, por el bien de los que estamos bien primero los pobres, porque es en la marginación donde se generan las condiciones para la criminalidad. 

Ser un gobierno comprometido con esa causa no te enfrenta al sector privado, es imprescindible para generar empleos, tenemos que combatir la marginación y el hambre.

Queremos convertir al gobierno en un instrumento al servicio del interés general y que sea un facilitador de la inversión, tenemos que aprovechar el potencial de Guaymas como puerto de altura y la riqueza mineral y otros recursos que tiene Sonora, que sean plataforma del desarrollo estatal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here